El pronunciamiento del organismo internacional se produjo a causa de la más reciente muerte de un candidato por el partido Conservador a la Alcaldía de Tibú (Norte de Santander), Bernardo Betancourt.

Caracol Radio citó al presidente de una de las juntas de acción comunal de la zona en la que atentaron contra la vida del candidato, que detalló cómo fue encontrado el cuerpo.

“A él lo tienen tapado en Puerto Maderero, todavía la policía no ha llegado al lugar. Lo asesinaron ahí donde él estaba sentado. Él esperaba una canoa porque iba a la vereda el silencio, cuando personas desconocidas lo abordaron y lo mataron”, relató el hombre a la emisora.

Vale recordar que, en lo que va corrido de septiembre, tres aspirantes a cargos públicos han sido asesinados: Orley García, candidato a la Alcaldía de Toledo por el Centro Democrático y, quizá el caso más sonado, el de la candidata de Suárez (Cauca), Karina García, que fue masacrada junto a su madre y cuatro líderes sociales miembros de su campaña.

Frente a es esta oleada de violencia electoral, Semana consultó al Gobierno sobre la estrategia que adelanta para garantizar la seguridad de los políticos.

La ministra del InteriorNancy Patricia Gutiérrez respondió a la revista que “el Gobierno les declaró la guerra a esas organizaciones criminales desde el primer día en materia electoral, el 16 de noviembre de 2018 se aprobó el Plan Nacional de Garantías electorales”.

Además, la ministra mencionó que el Gobierno tiene presencia en 44 Comisiones departamentales de seguimiento electoral y, el pasado 15 de agosto, creó el Comité de Coordinación y Recomendación de medidas de Protección Electoral entre su ministerio, la Unidad Nacional de Protección (UNP) y la Policía Nacional.

Con textos de: pulzo.com