El pacto que busca llevar el desarrollo urbano a la zona rural de Montería con vías, conexión a internet, educación, vivienda, salud, agua y empleo. 

El secretario de Planeación de Montería expone la hoja de ruta del Pacto por la Ruralidad.

Por: Oswaldo Marchena Mendoza.
@marchenojob

Durante la elaboración del plan de desarrollo de Montería, se evidenció cuáles eran los principales inconvenientes que había en la zona rural de la ciudad, y con el propósito de disminuir esa brecha entre lo rural y lo urbano, se le encomendó a cada secretaría identificar sus principales indicadores y metas, para adelantar un cambio estructural en el área rural de la ciudad.

Hugo Kerguelén García, Secretario de Planeación de Montería, manifestó que en ese contexto nació el Pacto por la Ruralidad que es el objetivo final de todo lo expuesto en el plan AVE, agua, vías, vivienda, educación y empleo, que se manifestó en el programa de gobierno del alcalde Carlos Ordosgoitia. “Básicamente es una consolidación de las políticas y acciones estratégicas de todas las secretarias, porque este pacto es transversal para impactar de forma positiva a los habitantes de la zona rural”, acotó.

Burbuja Política: ¿En concreto qué trae el plan para la zona rural?

Hugo Kerguelén: Nosotros que manejamos en la Secretaría de Planeación los proyectos, observamos que se necesita mucha vivienda rural, todo lo que es conexión a través de las TIC, algo súper importante que se evidenció aún más en la pandemia.

Pero si nos vamos específicamente a lo pragmático de todo esto, nos dimos cuenta que la principal problemática es la conexión, eso lo sabemos todos, que hoy la conexión que existe entre los corregimientos, la zona rural y la zona urbana es muy débil a través de las vías. Es algo que hoy estamos viviendo en esta temporada invernal, pues se pierden las cosechas, por a falta de vías para sacar los productos.

Por eso en nuestro plan de desarrollo nos comprometimos con un indicador que es bastante alto, pero necesario y retador, consistente en desarrollar 30 kilómetros de placa huella (asfalto, pavimento flexible o concreto rígido) en vías rurales durante este cuatrienio. Pavimentadas, no mejoradas.

BP: Esas vías rurales llevan años de olvido.

Hugo Kerguelén: En el cuatrienio 2016-2019, se construyeron 1,4 kilómetros de placa huella, porque el enfoque fue en la zona urbana, y por ello nos fijamos una meta casi el doble de los 18 kilómetros del período 2012-2015. Ya tenemos diseñados 9 kms de placa huella y acabamos de adjudicar nuestra primera licitación, donde se presentaron 18 proponentes para una placa huella en zona aledaña al corregimiento de San Anterito.

BP: ¿En qué va el ambicioso proyecto de una Central de Abastos?

HK: Cuando el ministro de Agricultura firmó el pacto por la ruralidad se comprometió, por lo menos, a la construcción de la Central de Abastos de Montería, que es un proyecto ambicioso, y este se debe desarrollar en una zona aledaña al suelo urbano, pero la idea es consolidar toda esa vocación agrícola en un centro de acopio.

BP: Agua.

HK: Estamos trabajando en todo el tema de acueductos rurales, que también es un déficit impresionante que identificamos en el plan de desarrollo. El agua potable en la zona rural está en una cobertura cercana al 40%. Estamos trabajando con FINDETER en una propuesta de diseños de acueductos en 20 corregimientos, y hay otros que se vienen trabajando con Veolia.

BP: ¿posibilidades de electrificación rural con la llegada del nuevo operador?

HK: El Secretario de Infraestructura está encima de ese tema, porque la propuesta de electrificación rural es algo que estamos trabajando, porque es un gran déficit que nos preocupa y la idea es avanzar con el nuevo operador.

Es importante contarle que en la Secretaría de Planeación tenemos varios proyectos y programas, y uno de ellos es la Agencia Rural, que es la encargada de liderar todo el pacto por la ruralidad, mientras las otras secretarías trabajan de manera transversal en el cumplimiento de todos los indicadores. Otro asunto de interés tiene que ver con el tema ambiental, al cual le llamamos, ADS, ambiente y desarrollo sostenible.

BP: La vivienda rural sigue siendo una deuda histórica.

HK: El tema de vivienda rural está en la agenda del gobierno de la gente; digamos que la vivienda rural estaba a cargo de Ministerio de Agricultura hasta el año pasado, y en Montería este año había unas viviendas pendientes por entregar y construir, y por ello el ministro se comprometió a terminar de entregarlas, para nosotros a través del Ministerio de Vivienda seguir haciendo gestiones para más vivienda rural.

Hay unas que están contratadas, pero nosotros debemos seguir habiendo gestión porque hay un déficit cuantitativo de vivienda en la ciudad de Montería en zona urbana y rural, que es bastante alto y hay que mejorar muchísimo en eso.

BP: ¿Qué papel están jugando los puestos de salud en zona rural en el tema de la pandemia?

HK: La infraestructura de esos centros de salud en la zona rural es muy buena, y durante la pandemia el apoyo de la ESE Vida Sinú ha sido fundamental. Con todo este tema de la Estrategia PRAS y con los rastreadores, cuando observamos que hay personas afectadas con la enfermedad en la zona rural, le enviamos el médico a su casa para la atención, se le entregan medicamentos, y le mandamos la ambulancia para trasladarlo en caso de ser necesario.