“Actúo no como un negociante de la política, sino como un servidor público”: Jorge Robledo, candidato presidencial de Dignidad.

Siempre habla de forma pausada, serena, y con un fuerte acento en las palabras claves, con bastante seguridad de las ideas que expresa. El senador, Jorge Enrique Robledo, pasó por el radar de Burbuja Política.

Por: Oswaldo Marchena Mendoza

Redacción Política

@marchenojob

Burbuja Política: Por décima vez es elegido por los líderes de opinión del país como el mejor senador del país. ¿A qué se debe?

Jorge Robledo: Esa es una pregunta que me han hecho varias veces. 10 años consecutivos con esa misma distinción, y yo de entrada digo que habría que preguntarle a los que me escogieron. Pero estoy haciendo esta interpretación,  y yo creo que esos líderes de opinión llegan a esa conclusión porque es algo fácil de visualizar: yo creo que yo soy un senador que trabaja con seriedad, honradez, dedicado a  mis asuntos, y muy bien asesorado con unos jóvenes en mi oficina y eso supongo yo que lo valoran. Pero además se me ha terminado notando que soy un político que actuó no cómo un negociante de la política, sino cómo un servidor público.

BP: Cite tres de los debates más importantes en su carrera.

JR: Eso está difícil porque he hecho como 150; pero vamos a mencionar uno: por ejemplo “Agro Ingreso Seguro”, ese fue un debate que impactó muchísimo al país y que todavía lo impacta,  porque ese es un hecho muy notorio. Los varios debates de Odebrecht. Recordemos que en Colombia estalló ese escándalo porque yo eso lo he trabajado muy duro, y sobre ese solo tema hice cinco debates.

También el conjunto de mis debates advirtiendo que los TLC iban a destruir a Colombia y me dijeron que estaba loco, que no entendía nada, y hoy todos nos dan la razón. Debo recordarles a los ganaderos de Córdoba esto, para el 2026 deben abrirse las compuertas de la importación de leche a Colombia, importación que ya le está haciendo mucho daño al sector y que probablemente lo va a borrar del mapa; así de grave es la cosa, yo creo que con esos tres puedo hacer un resumen de las cosas que he hecho en esa corporación.

BP: ¿Es la Coalición de la Esperanza, esa esperanza para mejorar la vida de los colombianos?

JR:  Yo creo que si, empezando este año nos dijeron que aquí ya todo estaba resuelto para el año 2022,  y que el 22 sería la repetición del 2018, solo que Duque no iba a estar en persona sino en cuerpo ajeno y que el otro candidato que ya era seguro que quedaría era el que ya había confrontado con Duque en la segunda vuelta, entonces nos reunimos un grupo de dirigentes y dijimos eso no es cierto, las elecciones hay que hacerlas para saber quién las ganan y dijimos, no vamos aceptar la teoría de que vamos a repetir la pesadilla del 2018 y empezamos a construir esto con toda paciencia, y nos dijeron eso va a fracasar, eso es imposible y aquí hemos venido consolidando ya una fuerza que hoy es una alternativa en la política nacional. No se puede hablar de política en Colombia sin pensar en la Coalición de la Esperanza. Yo estoy muy optimista que uno de nosotros va a pasar a la segunda vuelta, y que alguien de los del 2018n no va a estar en la segunda vuelta; nosotros si y con ese vamos a ganar la jefatura del estado.

BP: ¿Cuáles son las diferencias entre la Coalición de la Esperanza y la coalición de la izquierda?

JR: Son muchas las diferencias. Pero recordemos esto, quienes estamos en esta coalición votamos en blanco en las elecciones del 2018, ello es bien importante porque esto es parte de la historia de Colombia y votamos en blanco porque consideramos que las dos candidaturas que hubo en la segunda vuelta no cumplían los requisitos mínimos que uno tiene que exigir que se cumplan cuando se trata de votar por alguien.

En mi caso el voto en blanco para no votar por Duque fue por razones obvias, porque yo he tenido con ellos unas diferencias inmensas desde siempre y en el caso de Gustavo Petro, yo tengo que recordar que en la elección del 2010, nosotros el Polo Democrático le hizo la campaña a Gustavo Petro, eso es una realidad, porque el nos ganó la consulta que hicimos con Carlos Gaviria y ocurrió que pasadas las elecciones gana Juan Manuel Santos que era el candidato presidencial de Álvaro Uribe y nosotros en el Polo tomamos la decisión de oposición a ese gobierno como era obvio y lamentablemente el doctor Petro en ese momento, saltándose al Polo, sin reconocer los estatutos del Polo, hizo un acuerdo con Juan Manuel Santos, para respaldar su gobierno, y cuando le dijimos que no estábamos de acuerdo con eso, ni lo nombramos presidente del Polo para que desarrollara esa política equivocada, entonces rompió con nosotros y nos declaró la guerra y no lo volvimos a ver nunca más, y eso para algunos es una falla extremadamente grave qué hace qué él esté en un proyecto y nosotros en otro.

BP: ¿No le parece que la opinión pública le ha pasado factura por haber votado en blanco en la pasada elección presidencial?

JR: Pues hay quienes opinan así y quienes opinan de otra manera. Yo creo que podemos pararnos con la frente en alto la Coalición de la Esperanza a proponernos como una alternativa porque tomamos esa decisión en ese momento, y si esa decisión no la hubiésemos tomado en ese momento, este proyecto carecería de credibilidad, porque uno en política tiene que defender en lo que cree; ahora, unos lo entienden, otros no, pero hay que ser coherente en las posiciones y esa coherencia pienso yo que hoy es la que nos permite pararnos frente al país y decir, somos diferentes, entonces le digo a la gente de Córdoba hay por lo menos tres opciones y una de esas esas es la de nosotros.

%d bloggers like this: