Con ocho casos de inclusión Unicórdoba empieza a formar a otros 1.540 jóvenes en sus 32 programas académicos.

Con capacidad visual limitada, guiado por un bastón y por el hombro de un amigo que acaba de conocer, Jesús David Meléndez llegó bachiller de la institución Cecilia De Lleras, a construir su futuro como licenciado en Artística –Música, en la Universidad de Córdoba.

Su caso, es uno de los ocho similares, de personas con algún tipo de capacidad limitada, que se incluyen en el grupo de 1.540 jóvenes que inician sus estudios superiores en la alma mater, distribuidos en los 32 programas de pregrado de las siete facultades.

“Aprendí a tocar el llamador, el tambor alegre y otros instrumentos de percusión y a partir de allí es convertirme en un licenciado de esta universidad, para servir a la sociedad enseñando música con pedagogía, mientras se alegran los corazones”, sostuvo Jesús David, durante el primero de dos días consecutivos de inducción, los días miércoles 29 y jueves 30 de enero, en el centro de convenciones de Montería.

Como él, Isaac Arango, también con capacidad visual limitada producto de una catarata congénita hereditaria, anhela en cinco años,  recibir el diploma que lo acredite como licenciado en Educación Física, Recreación y Deportes.

“Como ciudadano monteriano no podía escoger una universidad distinta a esta, que es nuestra. Además, estar aquí me permite permanecer cerca de mi familia, confío en la calidad académica y resalto las políticas de inclusión que se implementan en la Universidad de Córdoba”, sostuvo Isaac.

El rector de la Universidad de Córdoba, Jairo Torres Oviedo, dijo que esta población ha contado con el apoyo técnico y de docentes cualificados y capacitados para ayudarlos a mantenerse en el aula y se formen profesionalmente.

“Este es otro deber ser de la universidad y cada vez que ingresan personas con ese tipo de condiciones, les facilitaremos los medios para que se formen profesional, científica y humanamente”, indicó Torres Oviedo.

El rector envió un mensaje general a los nuevos estudiantes en el sentido de motivarse con el liderazgo científico que tiene la institución, que además ha sido acreditada con alta calidad por el Ministerio de Educación.

“De aquí deben salir los líderes académicos, políticos y científicos que la región y el país necesitan. Aquí van a transformar sus vidas y van a construir una visión de sociedad que requiere del conocimiento”, sostuvo el rector ante el escenario de los nuevos estudiantes.

La inducción a los 1.540 nuevos estudiantes contó con el acompañamiento de los padres de familia, para que se comprometan con el acompañamiento permanente para con sus hijos y prever todos los escenarios de riesgo, de acuerdo con la jefe de la División de Bienestar Institucional, Yubis Seña Vidal.

%d bloggers like this: