Concepto del Procurador, en proceso de demanda contra diputados de Córdoba, extrañamente olvidó sumar una mesa donde al demandante le quitan 41 votos en Sahagún.

 

El pasado 16 de marzo, el Procurador 124 judicial II Administrativo de Montería, Ronald Castellar Arrieta, remitió concepto al Tribunal Administrativo de Córdoba, al despacho del Magistrado ponente, Pedro Olivella Solano, en el caso de la demanda de nulidad electoral contra la elección de los diputados de Córdoba.  El funcionario solicitó negar las pretensiones de la demanda.

Es oportuno recordar que la demanda es por presuntas irregularidades en el conteo de votos de las pasadas elecciones de octubre del año 2019, y fue presentada por el excandidato a la Asamblea de Córdoba, Yeermersón Velásquez Díaz.

Está claro que, a pesar que la demanda es contra el acto que decretó la elección de los diputados de Córdoba, es un hecho que la misma busca poner en tela de juicio la votación de los diputados Jaime Bello y Carlos Burgos (este último fracasó en su intento de frenarla en el Consejo de Estado).

En su análisis, Castellar Arrieta, concluye que el demandante, Yeermersón Velásquez Díaz, pierde por 27 votos con el actual diputado Jaime Bello, pero “extrañamente”, en el análisis que hace, se le olvidó incluir una mesa (número 2 en el puesto 15 del municipio de Sahagún), donde al demandante le quitan de forma irregular 41 votos.

A pesar que esa mesa está incluida en la demanda, el Procurador 124 Judicial no la tuvo en cuenta. A la hora de la decisión que tomen los magistrados se deberán tener en cuenta los resultados de esa mesa y sumarle al demandante los 41 votos que de forma ilegal le quitaron, y ello le daría una curul en la Asamblea Departamental.

 

%d bloggers like this: