Eduardo González Rada: un hombre de muchos matices

La vida de Eduardo González Rada estuvo llena de muchos matices, fue docente en sus comienzos, luego escaló hasta convertirse en rector de la Universidad de Córdoba y después llegó a ser secretario general del Partido Liberal en esta sección del país. En el último cargo, fue miembro del Consejo Superior de la U. Este martes falleció de un cáncer a la edad de 69 años.

Tras ser docente en varias instituciones educativas de secundaria, ingresó como educador a la Universidad de Córdoba, donde fue nombrado en propiedad. Allí ocupó las posiciones de jefe de Departamento, vicerrector Académico, secretario General y Rector, o sea que hizo toda una carrera en el alma mater.

Había nacido el 2 de octubre de 1952, en el seno de una familia humilde residente en Montería. Era egresado de la Universidad de Córdoba en la facultad de Licenciatura en Matemáticas y Física. Tenía una especialización en Gerencia de la Educación de la Universidad Ciego de Ávila de Cuba, en convenio con la Universidad de Córdoba.

El ingeniero agrónomo Fabio Gómez Ricardo dice que era un hombre sencillo, saludable y cordial. Pero hay quienes lo recuerdan en la época en que comenzó a trabajar en la universidad, que llegaba en una moto pequeña a cumplir sus labores, lo que demostraba la humildad que poseía.

Para el presidente de la Asociación de Profesores Universitarios (Aspu), José Gabriel Flórez, la administración de Eduardo González Rada en la rectoría de la Universidad de Córdoba 1997-2000, fue considerada, después de la de Ángel Villadiego Hernández, como una de las mejores del alma mater cordobesa.

Se salvó de morir en manos de los ‘paras’

Eduardo González Rada, estuvo dos veces a punto de perder la vida en manos de los grupos paramilitares en el departamento de Córdoba. Primero, cuando era rector de la Universidad, y luego, cuando asesinaron al diputado Orlando Benítez Palencia, padre del actual gobernador Orlando Benítez Mora.

Cuando se desempeñaba como rector, fue citado por las AUC a Santa  Fe Ralito, en el municipio de Tierralta, sitio que más tarde se convirtió en centro de concentración de las autodefensas en los diálogos con el Gobierno Nacional. Esa vez, se decía que había sido secuestrado por los ‘paras’.

Después, cuando fue asesinado por los paramilitares el diputado Orlando Benítez Palencia, su conductor y una hermana del asambleísta; Eduardo González Rada quien viajaba en el mismo vehículo, se salvó, ya que los asesinos lo bajaron antes de llegar al sitio donde les dieron muerte a las tres personas.

En un escrito en el portal Verdad Abierta, dice: “Eduardo González Rada, matemático de profesión, fue el último rector puesto en la universidad por el patriarca liberal de Córdoba, el senador López Cabrales. Al despuntar el nuevo siglo, prácticamente todo estaba dicho para que saliera reelegido por una consulta a la comunidad universitaria. Los candidatos que sacaran más del 30 por ciento de la votación tenían derecho a pasar a la siguiente instancia ante el Consejo Superior de la Universidad, y éste, escogería rector entre los finalistas”.

Más adelante manifiesta el medio en Internet, en la extensa crónica, que, en plena campaña de reelección, el rector González Rada fue obligado a asistir a un encuentro con los paramilitares en el Alto Sinú y al regresar a Montería, desistió de su aspiración.

%d bloggers like this: