Las Guamas o la tierra del olvido en San Pelayo.

¿Por qué la CVS y la Alcaldía de San Pelayo no han atendido un fallo que obliga a salvaguardar la integridad de las personas de Las Guamas?

Los habitantes del corregimiento Las Guamas en el municipio de San Pelayo están aislados porque las vías de acceso a la población están destruidas y viven en una emergencia sanitaria permanente debido a la inoperancia de la Alcaldía que no ha sido capaz de solucionar el problema del represamiento de aguas residuales en la comunidad.

La construcción de jarillones en los humedales y la falta de canalización son la causa del represamiento de aguas y acumulación de sedimentos en las calles del corregimiento. Es oportuno recordar que la Alcaldía de San Pelayo (la pasada y actual administración), no han cumplido con fallos judiciales que obligan a la canalización y a derrumbar los mencionados jarillones.

En las Guamas, en el sector donde se encuentra el puesto de salud y la Institución Educativa Amaury García Burgos, es uno de los que más permanecen inundados.

El fallo del Tribunal Administrativo de Córdoba.

El Tribunal Administrativo de Córdoba confirmó una sentencia del proferida por el juzgado Cuarto Administrativo del Circuito de Montería, e impartió las siguientes órdenes: “A la Corporación Autónoma de los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, agilizar el trámite de las investigaciones adelantadas en contra de la empresa PROAGROCOR SA y los demás ocupantes de la finca La Caimanera por los hechos denunciados en la acción popular.

Además, ordenó, “Realizar la evaluación de los resultados obtenidos con el plan de acción contenido en el Plan de Manejo y Ordenamiento Ambiental del Complejo Cenagoso del Bajo Sinú, adoptado por esta corporación…”

A la Alcaldía de San Pelayo le ordenó de manera inmediata, “Iniciar las obras de adecuación y mantenimiento de los caños y drenajes en la cabecera corregimental de las Guamas, reubicando las viviendas actuales si es necesario….”

Nada de eso se ha cumplido y mientras tanto el corregimiento de Las Guamas es algo así como la tierra del olvido. Sus habitantes pensaban que con la llegada del nuevo gobierno municipal en cabeza de Harving Espitia, su suerte les cambiaría, pero cuando se cumple el primer año de la elección, las cosas sigan igual y empeorando en el corregimiento.