Llega a la zona rural la estrategia “Prevenir para Vivir Sanamente”

La alcaldía de Montería implementó el instrumento para valoración integral y detección temprana de riesgos o alteraciones en la salud mental a estudiantes y padres de familia de la institución educativa del Kilómetro 12.

“Con la aplicación de este test lo que buscamos es identificar rasgos y señales tempranas sobre ansiedad, depresión, intentos de suicidios, consumo de sustancias psicoactivas, violencia de género, violencia intrafamiliar, violencia sexual a todos los niños que hacen parte de la institución y los padres de familia” explicó Argent Scaf, líder del programa de salud mental de la administración municipal.

¿De qué trata este instrumento?
Este test fue construido por el Comité científico de salud mental y consumo de sustancias psicoactivas liderado por la alcaldía de Montería, basado en cuatro pruebas avaladas para Colombia, las cuales son usadas por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud para evaluar diferentes temas de salud mental.

En primer lugar, la prueba PHQ-9, un instrumento de nueve preguntas que evalúa específicamente la presencia y la gravedad de la depresión.

En un segundo momento se aplica el test de Hamilton evalúa síntomas de ansiedad y depresión a través de 14 ítems que se divide en tres categorías principales: índice de melancolía, índice de ansiedad e índice de alteraciones del sueño.

Así mismo, está incluida la prueba SRQ que consta de 30 preguntas, que hacen referencia a la vivencia de los últimos 30 días, la cuales evalúan varios temas de la salud mental como ansiedad, depresión, conductas de riesgos por el abuso de sustancias, sicosis, convulsiones e ideación suicida.

Por último, la prueba RQC un instrumento que consta de diez preguntas, referidas a los últimos seis meses, que identifican signos y síntomas de interés en salud mental en menores de edad.

“Una vez se implemente este test, se remiten los casos que vemos prioritarios o importantes dentro de la institución para darle un seguimiento” agregó la funcionaria.

Dentro de esta intervención también se realizan actividades educativas y de prevención en salud tales como charlas en manejo de emociones, consumo de sustancias psicoactivas, violencia intrafamiliar, violencia de género, intento de suicidio, proyecto de vida y uso de redes sociales.

De igual forma, se trabaja en la sensibilización sobre la importancia de la tenencia responsable de animales, en la prevención de enfermedades zoonóticas, mitos sobre sexualidad, manejo adecuado de aguas para consumo humano, manejo de residuos, educación sobre vectores, plagas y enfermedades asociadas al efecto del cambio climático, estilos de vida saludables, entre otros.