María Fátima Bechara se reintegra como rectora de la Universidad del Sinú, Elias Bechara Zainum.


María Fátima Bechara asumirá a partir de hoy el cargo de Rectora
General de esta importante institución universitaria, con sede en Montería, seccional Cartagena y extensión Bogotá. Fundada desde 1974 por su padre, el ilustre educador, filántropo y químico-bacteriólogo Elías Bechara Zainúm.
Sus más de 35 años de meritoria trayectoria en el campo de la educación y su amplia experiencia en el ejercicio de actividades ligadas a la academia, le permitieron elaborar de la mano de la comunidad académica el plan de desarrollo que sentó las bases para la acreditación institucional, fortaleciendo la investigación y el modelo educativo. Asimismo, implementó los procesos tecnológicos para la academia y la virtualidad que permitieron hacer frente a los nuevos retos educativos de la pandemia.
Toda la comunidad educativa de la institución le da la bienvenida y expresan su entusiasmo por su regreso. Vale destacar que la Dra. Bechara expresa: “me llena de ilusión volver a compartir con los que han sido mi familia por tantos años. Encuentro una academia consolidada y fortalecida, que ha hecho posible logros de tanta trascendencia como el reconocimiento de la Acreditación en Alta Calidad otorgada por el Gobierno Nacional a nuestra Institución, que se debe igualmente a ustedes, a su esfuerzo, a su mística y comprobado compromiso. Reciban pues todo mi reconocimiento, a la vez que mis más sinceras felicitaciones”,
La Universidad del Sinú cuenta a hoy con más 18 mil egresados en sus 47 años de aporte a la formación de la excelencia profesional, con una oferta académica importante, soportada por el talento humano responsable de la preparación de los alumnos en el desarrollo del conocimiento, habilidades y competencias desde un marco globalizado, donde la investigación hace parte destacada de la malla curricular de todas las carreras ofrecidas por la institución.
La institución es consciente y solidaria con el cambio de vida vivido a partir de la crisis del Covid-19, pero muy entusiasta con seguir adelante con el apoyo de todos, pues a pesar de las circunstancias adversas alcanzó las metas propuestas en el plan de desarrollo, adaptando y transformando su quehacer a través de la virtualidad y permitiendo seguir cumpliendo el compromiso misional con la sociedad, y de modo especial con todos los estudiantes, la genuina razón de ser de este plantel.
Su Acreditación en Alta Calidad otorgada por el Gobierno Nacional a la Universidad es un ejemplo real del esfuerzo, mística y compromiso de toda la comunidad Unisinuana.

%d bloggers like this: