Padres de familia se quejan porque al lado de CDI hay un lote lleno de aguas de alcantarilla

Preocupados se encuentran los padres de familia de los niños y niñas que a diario asisten al CDI Seminario Juan XXIII, en Montería, operado por la Fundación Las Golondrinas, puesto que, aluden que desde hace varios meses se viene presentando una emergencia sanitaria dado que este centro educativo funciona al lado de un lote que permanece lleno de aguas negras de alcantarilla.

De acuerdo con la denuncia realizada, los niños se ven afectados con la proliferación de vectores y malos olores que proviene de estas aguas negras, tanto asi que algunos ya han venido presentado diarrea y vómitos, lo que además ha conllevado a que los padres de familia ya no quieran llevar a sus hijos a este CDI.

“No es conveniente llevar a nuestros niños en esas condiciones en las que está el CDI, esa cantidad de agua negra con mal olor, eso no trae cosas buenas para nuestros niños, y para adicionar la cantidad de monte que hay, sinceramente el lugar no está en buenas condiciones”, afirmó una madre de familia.

Pesé a que la empresa Veolia atendió a uno de los llamados que realizó esta comunidad y limpio, el problema aún persiste por lo que piden buscar una solución definitiva a este grave situación que también afecta a docentes y trabajadores de este plantel.

%d bloggers like this: