ÁREA METROPOLITANA: ¡SIGAMOS PENSANDO EN GRANDE!

Por: Marcos Daniel Pineda García

Los sueños se consiguen pensando en grande y mirando lejos, nunca me cansaré de repetirlo. Visionar grandes proyectos que nos parecen difíciles hoy, es el primer paso para hacerlos realidad en el mañana.

Uno de los tantos sueños que siempre he tenido para Córdoba, es la creación del área metropolitana Montería-Cereté, que también incluya los municipios de San Carlos, San Pelayo y Ciénaga de Oro. En el pasado hemos tenido algunos intentos fallidos de llevar a cabo esta iniciativa, que no llegaron a materializarse por falta de voluntad política de otros actores.

Este es un proyecto al que no debemos renunciar, no se puede echar al olvido, porque su consolidación se traduciría en enormes ventajas y bondades para los cinco municipios. Para hacerlo posible necesitamos voluntades compartidas, además de tener muy clara la importancia de la planificación equilibrada del territorio, fundamento primordial sobre el que se debe cimentar cualquier iniciativa de desarrollo sostenible.

La Ley 1625 de 2013 (Ley de Áreas Metropolitanas), utiliza un término que me gusta mucho: “territorios amigos”. Los municipios que las conforman trabajan juntos en problemas comunes, para hacer más eficiente la gestión, dinamizar la integración y armonizar el crecimiento económico y urbano de toda el área.

Generación de oportunidades de empleo con la atracción de inversión pública y privada, producción de bienes y servicios, creación de agroindustrias, fortalecimiento de la seguridad, mejor movilidad con tarifas únicas de transporte público integrado y mayor capacidad de gestión de recursos, son solo algunas de las posibilidades que pueden abrirse con la conformación de un área metropolitana, que condense en su interior una oferta transversal para satisfacer las necesidades de sus habitantes.

La educación y la salud, deben ser también prioridades en el marco de esta oferta. Pensemos en una Universidad Metropolitana, ubicada estratégicamente en Cereté, como punto intermedio del área para facilitar el desplazamiento de jóvenes de todos los municipios de la región. Por supuesto, es un proyecto que necesitaría el apoyo financiero de los cinco municipios, la Gobernación de Córdoba y el Gobierno nacional, con el fin de ampliar la cobertura de la educación superior técnica, tecnológica y profesional en nuestro departamento.

En materia de salud, podríamos ampliar y renovar el destartalado Hospital Sandiego de Cereté, para convertirlo en un Hospital Metropolitano, que ofrezca servicios de alta calidad. ¡Déjenme seguir mirando lejos! A partir de la conformación de un área metropolitana, podemos pensar en macroproyectos como un tren de cercanías, que permita la conexión entre los cinco municipios de manera rápida, económica y amigable con el ambiente, tal como se ha implementado desde hace muchos años a lo largo y ancho del mundo. También la construcción de un centro de alto rendimiento para la formación de deportistas, con sede en Montería, pero que beneficie a todo el departamento. ¡Son tantos sueños que podemos alcanzar!

¿Se imaginan todo lo que podríamos lograr trabajando juntos, como municipios hermanos, para hacer realidad este sueño?

%d bloggers like this: