Gustavo Petro se refirió al ataque a tiros contra el carro del presidente de Fiduprevisora: “La reacción de las mafias que se habían tomado los dineros del magisterio”

El vehículo del presidente de Fiduprevisora, Mauricio Marín, fue atacado con disparos en Bogotá, lo que causó alarma y preocupación en altos círculos gubernamentales, porque esta entidad es la administradora de los recursos del Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio.

Este ataque sucede en un momento de críticas y cambios en el sistema de salud destinado a los educadores del país. El presidente Gustavo Petro señaló este ataque como una respuesta a las reformas que ha estado impulsando, particularmente en el ámbito de la salud de los maestros, y que según el presidente evidencia la tensión que estas reformas han generado.

El ataque ocurrió en la madrugada en la intersección de la carrera 55 con calle 13, en la capital del país, cuando un vehículo de alta gama, en el que viajaba Marín, recibió un impacto de bala en una de sus ventanas. Un segundo automóvil, blanco y con las llantas estalladas, fue encontrado abandonado cerca del lugar, presumiblemente utilizado por los atacantes.

Hasta el momento, no se ha confirmado si el objetivo era un intento de robo o un acto de sicariato, lo que añade un manto de misterio y preocupación al incidente. Las autoridades continúan con las investigaciones para esclarecer los motivos y encontrar a los responsables.

Le dispararon al carro de nuestro funcionario porque estamos cambiando el modelo (de salud)”, declaró el presidente Petro, insinuando que el ataque fue una amenaza directa motivada por las transformaciones que su gobierno ha estado implementando en el sector salud, especialmente aquellas relacionadas con la atención a los docentes.

Desde el 1 de mayo, estos cambios han sido objeto de debate y controversia, enfrentando críticas de diferentes sectores, incluyendo voces dentro del mismo colectivo docente.

El presidente Petro ha defendido enfáticamente las reformas, argumentando que buscan erradicar un “régimen de corrupción” que, según él, desviaba los fondos destinados a la salud del magisterio hacia intereses privados y corruptos, incluyendo conexiones internacionales con España.

Salimos de un régimen de corrupción que usaba el dinero público y las contraprestaciones del magisterio, se los robaba”, enfatizó el mandatario, poniendo en relieve los desafíos y la resistencia que a su parecer enfrenta su administración en el camino hacia la transparencia y la equidad en el sistema de salud para los educadores.

Asimismo, el primer mandatario se pronunció a través de su cuenta de X, allí dijo: “Las fuerzas se han tensionado en la medida que el cambio avanza. El disparo al carro del director de la Fiduprevisora muestra la reacción de las mafias que se habían tomado los dineros del magisterio. Así será en todos los escenarios de la corrupción. Han lanzado la amenaza pero el gobierno no se detendrá. El cambio de Colombia es imparable”.