Cabeza a cabeza por una curul del Partido Liberal para el Concejo de Montería

 

La pelea y la tensión entre miembros del Partido Liberal, que han estado presente en los escrutinios del municipio de Montería en el Centro de Convenciones, aumenta como la espuma cada vez más.

En ese contexto se enmarcan los seguidores de los excandidatos al cabildo monteriano, en las pasadas elecciones del 29 de octubre, Janier Tirado Solera y Elkin Ávila Deávila.

En el preconteo, Tirado ocupaba la cuarta posición con 2 mil 968 votos, siendo la última curul, ya que la colectividad roja, por tener los mayores guarismos electorales, con 31 mil 664 votos, lograría ingresar cuatro miembros.

Todo ese sucede debido a que la excandidata a la Alcaldía, Natalia López Fuentes, segunda en votación, después del Alcalde Electo, Hugo Kerguelén García, no aceptó ocupar el renglón en la citada corporación.

Mientras tanto, Ávila, se ubicaba en el quinto escaño con 2 mil 934 sufragios, a solo 34 votos de su contendor. Hasta ahí, las cosas iban bien en el preconteo y luego en los escrutinios.

Sin embargo, a medida que se avanzaba en las estadísticas, Ávila iba recuperando votos, hasta el punto que, en las cuatro mesas de Boca de la Ceiba -una vereda del corregimiento Los Garzones- obtuvo 84 sufragios, superando, de esa forma, a su contrincante.

A raíz de esa situación hubo varias reclamaciones por parte del apoderado de Tirado, pero según el abogado especialista el Derecho Electoral, Iván de la Espriella, esos reclamos son extemporáneos, ya que estos no se hicieron en la mesa de votación, ni en el momento de los escrutinios.

Los reclamos se dieron dos días después ante jueces de las Comisiones 18 y 19 que corresponden a la zona rural de Montería. De esas comisiones pasó a la Comisión Municipal, donde hacen la foliación y numeración de las actas. Este trabajo es bastante dispendioso, de acuerdo con De la Espriella.

En la mañana de este miércoles 8 de noviembre de 2023, la misma Comisión Municipal se encargará se resolver los recursos interpuestos en los escrutinios. De no haber solución allí, pasará a la Comisión Departamental.

Entretanto, Euclides Rivera, que es uno de los asistentes de Tirado, dijo que la votación de Boca de la Ceiba, llegó al Centro de Convenciones a las 12:30 de la madrugada del lunes 30 de octubre, cuando el límite era hasta las 11:00 de la noche del 29 del mismo mes.

Consideró Rivera que, por esa circunstancia, no se debieron tener en cuenta los votos depositados en las mencionadas mesas, por tal motivo, sugirió que fueran anulados.

Tirado es del grupo de gobernador de Córdoba, Orlando Benítez Mora y Ávila es del sector del diputado Fabián Lora Méndez.

 

 

 

 

 

 

 

error: Content is protected !!