CINCO AÑOS DE IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO DE PAZ.

Por: Jairo Torres Oviedo


La mesa de gobernabilidad y paz del Sistema Universitario Estatal -SUE, bajo la coordinación académica de la Universidad de Antioquia y, con el apoyo de la Universidad Francisco de Paula Santander; realizó el 24 y 26 de noviembre el V Encuentro Nacional de Evaluación de la Implementación del Acuerdo de Paz.
Reconocemos como logros de particular interés, la dejación de armas, la transformación de las FARC en partido político con representación en el Congreso, el estatuto de la oposición, la instalación y puesta en marcha del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición; al igual que, la prórroga de la Ley de víctimas por diez años. Resaltamos la importancia de la reciente declaración de la Corte Penal Internacional y el Gobierno nacional a través de la cual, este se comprometió a garantizar el trabajo de la Jurisdicción Especial para la Paz – JEP. Destacamos el trabajo general de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad y, en particular, sus esfuerzos por disponer de informes que den cuenta del impacto del conflicto armado en las universidades públicas.
Constatamos que, al tiempo de los progresos mencionados, la implementación del Acuerdo presenta retrasos e incumplimientos, entre otros, en materia de reforma rural integral (según la Contraloría en 2020 solo se habían entregado un poco más de 8 mil hectarias de las 3 millones que contempla dicho acuerdo) como compromiso de la superación de la pobreza extrema; tampoco se registran avances en materia de la reforma política integral, (propuesta por la Comisión Electoral Especial presentada desde 2017); tampoco se ha progresado en el proyecto de una ley estatutaria de fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil. Reconocemos la crisis en la política de sustitución de cultivos ilícitos y la precaria ejecución de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial.
Coincidimos en que la principal amenaza para la implementación del Acuerdo de Paz es el progresivo derrumbe de la seguridad en las regiones.
Desde 2017 ya suman 294 asesinatos de excombatientes. En consecuencia, desde el SUE proponemos: Fortalecer las ofertas académicas de formación y capacitación para excombatientes de las FARC y para la población víctima del conflicto armado; brindar apoyo académico para acompañar, desde diferentes áreas del conocimiento, iniciativas y proyectos propios del Plan Marco de Implementación del Acuerdo de Paz.

Avanzar en la construcción y el fortalecimiento de alianzas de cooperación académica para atender los compromisos educativos derivados del Acuerdo de Paz; incentivar prácticas y pasantías en sectores rurales en las que estudiantes y docentes aporten a la construcción de paz; recomendar al Gobierno nacional y a los gobiernos territoriales prestar particular apoyo a los proyectos productivos y de emprendimientos concertados en los municipios PDET; defender la necesidad de que las campañas electorales en curso, tanto a Congreso como a Presidencia, incorporen en sus programas, la defensa de la implementación del Acuerdo de Paz. Las universidades públicas colombianas continuaremos atendiendo nuestras responsabilidades con la democracia, la reconciliación y la convivencia pacífica de cara al país y a la comunidad internacional.

%d bloggers like this: