Culminó adecuación física del hospital de campaña por emergencia por la COVID-19.

 

La adecuación física del hospital de campaña en el coliseo Miguel Happy Lora, fue ejecutada en un 100%. El alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia Sanin, estuvo hoy inspeccionando la obra junto a los integrantes del Comité Técnico Científico y verificó su ejecución.

“Tenemos un hospital construido en un tiempo record cumpliendo toda la normatividad de aislamiento, de seguridad y de oxígeno y todas las medidas que van a ayudar a la población monteriana a enfrentar esta pandemia”, expresó Carlos Ruíz Pérez, médico anestesiólogo e intensitvista, que hace parte del Comité Técnico Científico conformado por el mandatario para orientar el plan de contención y mitigación de la Covid-19 en la ciudad.

El alcalde aseguró que la próxima semana quedará dotado con los equipos y camas de hospitalización teniendo en cuenta que la responsabilidad y competencia del municipio es el primer nivel de atención en salud. Además dijo que gran parte de los equipos e implementos usados se reutilizarán.

“El cincuenta por ciento de la inversión en la obra física se podrá reutilizar en otros sectores o sitios que dispongamos y el 75% del mobiliario y de equipamentos médicos se podrá reutilizar en el hospital del Norte que se construirá entre Mocarí y Garzones”, explicó el alcalde

En concepto del intensivista Carlos Ruíz Pérez, el hospital de campaña está diseñado con toda la estructura y niveles de seguridad como si fuera un hospital planeado para permanecer en el tiempo.

Cerca de 150 profesionales de diferentes áreas prestarán sus servicios en este hospital que contará 68 camas de hospitalización para atención de pacientes COVID-19. El hospital ya cuenta con el sistema de gases medicinales, aire acondicionado, zona de farmacia, zona de enfermería, laboratorio, morgue, zona de intercambio y alojamiento para médicos, entre otros.

La ampliación de la red hospitalaria en Montería, en atención a la emergencia ocasionada por la Covid-19, también incluye los hospitales de La Granja, La Gloria y El Amparo y la adecuación de la antigua clínica Montería como segundo hospital de campaña para la atención del primer nivel de salud.