La millonaria parranda vallenata por la que acusan a Afinia de despilfarro

La filial de EPM en la costa atlántica organizó un millonario concierto para congresistas. Acusan a la entidad de despilfarro.

En medio de las críticas que desde el año pasado se han levantado sobre Afinia, asociadas a problemas en la calidad de su servicio y los llamados de atención que ha recibido por parte de organismos como la Superintendencia de Servicios Públicos, la realización de una parranda vallenata reavivó el debate por los manejos de esa filial del Grupo EPM encargada de prestar el servicio de energía en la Costa Caribe colombiana.

La controversia se desató ayer, cuando varios parlamentarios publicaron a través de sus redes sociales los extractos de una invitación al evento, realizado en el marco del quincuagésimo quinto Festival de la Leyenda Vallenata.

“Nos complace mucho extenderle esta invitación por parte del Grupo EPM y su filial Afinia a una tarde llena de cultura, tradición e información sobre la gestión de la compañía en su zona de influencia”, se lee en la tarjeta electrónica.

Aunque desde su llegada a la Costa Caribe, EPM ha insistido en que sus balances financieros son positivos, varios congresistas calificaron la actividad como un despilfarro de recursos públicos y señalaron que en la zona de influencia de la compañía las quejas por los problemas en la prestación del servicio siguen creciendo.

Uno de los pronunciamientos más severos fue realizado por el representante a la Cámara por el Partido Conservador Wadith Manzur Imbet, quien se refirió al evento como un despilfarro.

“¿Cómo van a gastarse la plata en una parranda semejante, con tremenda crisis que estamos pasando, con el peor servicio de energía, la tarifa más costosa?”, cuestionó el parlamentario.

“Yo los invito a que cancelemos esta fiesta y nos gastemos esta platica donando unos transformadores sin que se lo cobren a la gente o pagando los electrodomésticos que se han dañado por el mal servicio”, agregó el represente por el departamento de Córdoba, sosteniendo que el evento costaría al menos $500 millones.

Otros políticos que cuestionaron la actividad fueron el representante a la Cámara por Antioquia, Juan Espinal, y el concejal de Medellín, Simón Molina, ambos del partido Centro Democrático.

Para conocer el valor exacto del evento, cuántos congresistas fueron invitados y bajo qué justificación la filial de EPM había ideado ese espacio EL COLOMBIANO envió un requerimiento de información a Afinia, pero hasta el cierre de esta edición la empresa se abstuvo de pronunciarse.

Durante su primer año de funcionamiento, la llegada de EPM a la Costa Caribe ha despertado críticas en varios frentes, el más reciente abierto por la Superintendencia de Servicios tras la publicación de un informe de seguimiento.

De acuerdo con ese documento, aunque la empresa de energía había cumplido un 75% de los indicadores incluidos en su programa de gestión, el ente de vigilancia se mostró preocupado por retrasos en sus inversiones y problemas para mitigar las pérdidas de energía.

Según los cálculos de la Superservicios, en febrero pasado, la empresa había solamente ejecutado $8.041 millones de una bolsa de $47.538 millones destinada para gestionar las pérdidas de energía.

Vale recordar que de cara a los próximos años, Afinia tiene una proyección de inversión de $4 billones para su expansión en esa región.

Tomado de: Elcolombiano.com

%d bloggers like this: