La nueva historia que está escribiendo el gobernador, Orlando Benítez en Córdoba, pasa por un componente ampliamente social y económico: Gabriel Calle Aguas.

Estuvo en la primera foto de los secretarios del gobierno de Orlando Benítez Mora, y hoy sigue al frente de la Secretaría de Desarrollo Económico, desde donde se ejecutan importantes proyectos para seguir impulsando las zonas rurales.

Burbuja Política: ¿Está usted al frente de una secretaría que en el pasado pasó casi que inadvertida?

Gabriel Calle Aguas: Precisamente el gobernador Orlando Benítez, cuando empezó su proceso electoral manifestó la importancia de escribir una nueva historia para el departamento de Córdoba, y esa nueva historia pasa por un componente ampliamente social y económico; incluso el gobernador en algún momento me manifestó que si en alguna oportunidad  hubiese ocupado un cargo en la estructura departamental del gabinete, le habría  gustado la Secretaria de Desarrollo Económico, tal vez por su vocación como economista y lo que visionaba para el departamento.

Hoy para mí es un honor estar haciendo parte de su gabinete en la Secretaria que él a bien me asignó y nos dio esa responsabilidad enorme de transformar lo que venía haciendo una secretaría con poca presencia en el territorio, con poco conocimiento y poca incidencia en las acciones gubernamentales, a la cual hoy le estamos dando una nueva visión, porque antes había una situación que no correspondía a nuestra realidad o vocación que es inminentemente agrícola y productiva. Nuestra economía se basa en el impulso que le demos a las zonas rurales, a los campesinos y es una situación extraña que esta secretaría no hubiese tenido la importancia necesaria en el pasado, y por ello el gobernador Orlando Benítez, ha asignado unas políticas publicas claras en el corto, mediano y largo plazo para poder darle la importancia que hoy se merece el campo cordobés.

BP: Unidades Productivas

GC: Es un proyecto que nace en la situación de la pandemia, en pleno pico, cuando se vivió el aislamiento obligatorio, en una época donde el gobernador ya venía trabajando la importancia del fomento, porque en el campo hay tres momentos que nosotros hemos querido impactar; uno es precisamente el fomento, que es la gestión de oportunidades, de darle herramientas e insumos al campesino para poder trabajar, la asistencia técnica que es importante para mejorar la capacidad productiva, la competitividad, comercialización y la transformación de la materia prima.

Este proyecto de Unidades Productivas impacta el primer pilar que es precisamente el fomento. Son 2.110 Unidades Productivas que se están entregando a familias campesinas en los 30 municipios del departamento de Córdoba en distintas líneas, como porcícolas, de gallinas ponedoras, plátano y de hortalizas, todo esto con dos importantes características y apoyos que son la asistencia técnica en buena prácticas agrícolas y también el apoyo al fortalecimiento en asociatividad  y comercialización, donde hemos visitado los 30 municipios del departamento.

BP: Criterios de selección

GC: Yo tengo que agradecer el apoyo que hemos recibido de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos, ANUC, así como de la Federación Departamental de Cultivadores de Plátano y de las diferentes asociaciones campesinas que hacen presencia en los municipios, de los mismos alcaldes y UMATAS, fundamentales en la identificación de campesinos, población indígena, afro y víctimas

En el programa actual ya están seleccionadas las 2.110 familias, a quienes ya se les hizo la visita. Es importante anunciar que vamos a realizar seguramente el proyecto Unidades Productivas II, donde vamos a implementar otras líneas productivas como la de la piscicultura, arroz y frutícola. Vamos a sostener la línea de plátano y de cerdo, por la gran importancia que reviste para el departamento y allí vamos hacer procesos de selección con mesas de trabajo nuevamente con las mismas bases populares, las distintas asociaciones de campesino, porque desde la secretaría  hemos impulsado mucho la asociatividad, que es clave para aterrizar precisamente estos programas y estas política públicas.

BP: Empresarios del campo

GC: Con el proyecto Empresarios del Campo logramos impactar a 46 asociaciones de campesinos en las veredas más apartadas de Córdoba; por ejemplo estuvimos en Rodania en Sahagún, donde jamás había llegado un funcionario de la gobernación de Córdoba.  Estuvimos en las Catas que tiene una situación crítica por el tema de la titulación de los predios, y hoy gracias a la gestión del alcalde de Ayapel y de la Gobernación de Córdoba, ya estuvo una delegación de la Agencia Nacional de Tierras apoyando un proceso que viene desde hace más de 30 años, esperando la legalización de esos predios. Nos llena de satisfacción llegar siempre con resultados, pero también vamos al territorio a escuchar al campesinado y  brindar soluciones a las nuevas problemáticas que se nos plantean.

Empresario del Campo fue un programa donde entregamos equipos, herramientas, guadañadoras, molinos de arroz, pica pasto, bombas de espalda, a 46 asociaciones. Y hoy adelanto una excelente noticias, y es que hemos logrado gestionar con el Ministerio de Agricultura la segunda fase para Córdoba.  Vamos a impactar con esto a 46 asociaciones más en los 30 municipios del departamento de Córdoba, entonces muy seguramente estaremos haciendo esa visita en cada uno de los territorios, donde ya venimos trabajando con ellos.

Unidades Productivas, Empresarios del Campo y Unidades Acuícolas para Emprender, son proyectos que han impactado la parte más sensible de nuestras comunidades campesinas.  

BP: ¿Cuántas familias o personas impactadas con estos programas?

GC: Hemos logrado atender a más de 5.200 campesinos en el tiempo que llevamos trabajando desde la secretaría.

%d bloggers like this: