Las historias de drama y dolor que deja la pandemia del coronavirus.

“El asilamiento es una putada para todos, pero imaginad el dolor de quienes hoy se torturan pensando que alguien a quien quieren ha muerto sin nadie a su lado, porque no había más remedio. Si ellos en estas circunstancias trágicas están siendo responsables, vosotros también podéis”.

Por: Oswaldo Marchena Mendoza.

@marchenojob

Desgarradores mensajes en redes sociales, suplicas a Dios, invitación a cadenas de oración, ancianos encerrados en sus casas atrapados por la soledad y sepultados en el olvido por el miedo al virus, y miles de advertencias para que la gente tome precauciones y eviten ser contagiados, hacen parte de las historias que se tejen a diario en las redes sociales y medios de comunicación.

 El virus que doblegó la soberbia de líderes mundiales, despertó la parte buena y noble oculta en algunas personas, quienes entonan canciones desde el palco de sus apartamentos  para recordarle a una pareja de ancianos aislados en su casa, sin poder recibir visitas de sus familiares por la cuarentena, que no están solos. Pero también mostró la parte ruin y mezquindad de la humanidad, tras observar a potentados acaparar todo en los supermercados sin importar que esa acción produzca desabastecimiento a otras personas.   

Drama es España.

Jordi Rocandio: “Mi madre está ingresando al hospital. Ha dado positivo. Está grave. Ayer la durmieron y está con respiración asistida para que los pulmones no sufran. Esto es peor de lo que pensábamos. Haced caso a las autoridades”. “Muchísimas gracias por las miles de muestras de cariño. Merecéis estar informado: confirmada neumonía por coronavirus, la radiografía de pecho es fea, pero gracias al oxígeno se mantiene estable dentro de la gravedad. Sigue dormida. Tenemos que esperar 48 horas para ver evolución”.

Bárbara Ayuso: “Ha fallecido un familiar de mi pareja por coronavirus. No lo cuento por lástima, sino para que también penséis en todas esas personas que hoy están en casa, respetando el aislamiento y no pueden juntarse con su familia para llorar la pérdida. Que ni siquiera han podido despedirse”.

“No pueden reunirse a contar anécdotas divertidas del que se ha ido, abrazarse y pasar el duelo. Ni siquiera enterrarle. La muerte es real, pero con todo esto queda como en suspenso, en una situación de irrealidad”. 

“El asilamiento es una putada para todos, pero imaginad el dolor de quienes hoy se torturan pensando que alguien a quien quieren ha muerto sin nadie a su lado, porque no había más remedio. Si ellos en estas circunstancias trágicas están siendo responsables, vosotros también podéis”.

“Un abrazo enorme para todo el que esté en esta situación agónica. Haced acopio de todo ese cariño que nos daremos físicamente, cuando esto pase. El dolor no se pospone, ni se aísla. Lo demás sí”.

Aribeth: “Te entiendo, estoy pasando por algo parecido, mi suegra de 72 años con Alzheimer, problemas respiratorios y fiebre está ingresada (aislada) sin poder llevarla a planta y sin poder verla, porque aún no saben el resultado de la prueba del coronavirus; esta mujer morirá sola.  

Antonio Martínez: “Hoy ha fallecido mi abuela materna, toda mi familia está en Mérida; mi madre no ha podido ir a despedirse de su madre (vivimos en Alcorcón) es más, yo no puedo ir a darle un beso a mi madre que vive a 5 minutos en coche, es muy triste, es por desgracia lo que nos ha tocado”. 

Zulima: “Mi madre está muy grave por meningitis en una UCI en CR. Mi padre mayor solo en su casa a 100 km y nosotras sus hijas a 300 Km haciendo cuarentena. Rezad por ellos, por favor. Y por tantos otros que sufren. Tengo alma y corazón rotos”.

MrblZL: “Hoy circula este mensaje. Espero os llegue algo de este gesto en memoria de las víctimas. Un abrazo”. “Mañana a las 21.30 apagamos todas las luces de nuestras casas y nos asomamos a las terrazas con la linterna del móvil encendida en gesto de todas las víctimas que han fallecido por coronavirus. Pasad este mensaje en homenaje a las víctimas”.

Carlos Mayoral: “Hoy ha fallecido el padre de mi tío por coronavirus. No han podido despedirse sus nietos, solo uno de sus hijos, con traje especial. No pueden ir al tanatorio. Los hermanos no pueden verse porque tienen síntomas. Podrán ir al entierro, sin compañía. Esta enfermedad es muy cruel.

Maika_la_bella: “Esta semana falleció mi madre por Covid 19. Todo lo que has dicho es real.  No he podido despedirme de mi madre. Ni un responso antes de la incineración nos dejaron darle. Muy cruel e inhumano todo.

Margarita Cabrera: “Ayer falleció mi madre por coronavirus, ni mis hermanos ni yo hemos podido estar con ella ni despedirnos, no se puede ir al tanatorio. Sencillamente este virus ha hecho que desaparezca de nuestras vidas, ya no está …que triste. 

Finlly mum!!! “También ha fallecido un familiar mío. Tiene 2 hijos, uno con cáncer. Los días de ingreso solo el otro hijo fue a verla. La viuda está ahora sola en su casa en cuarentena. Su nuera y nieto con síntomas. No va a haber funeral. Lo van a incinerar.

Pepo Jiménez: “Mi suegro ingresado con infección pulmonar por coronavirus. Desorientado. Para verle traje mascarilla y gafas. (Bajo tu propio riesgo), nos dicen. Hijos con síntomas. Hay una parte de todo esto que nos deshumaniza a todos. Un abrazo.

Quiero cerrar esta nota con este trino: Gartzen Laguna: “Lo siento muchísimo, cuando pase esto, entre todos los homenajes ya sabidos, deberíamos llenar los cementerios como si fuese el 1 de noviembre y homenajear a todos aquellos que se han ido solos”.