Los buenos indicadores que hoy tenemos no puede significar que la gente se relaje, porque el COVID-19 contagia y mata: Orlando Benítez.


“Cuidarnos y cuidar a nuestra familia son asuntos que no podemos dejar de desarrollar todos los días para ganarle la batalla y la guerra al COVID-19”, concluyó Benítez Mora.

Durante el espacio “Un tinto con el Gober”, el mandatario de los cordobeses, Orlando Benítez Mora, presentó indicadores favorables, al compararlos con las cifras de julio cuando se presentó el primer pico de la enfermedad en el departamento.
“Hemos logrado tener un panorama mucho mejor que los meses críticos como el de julio, cuando tuvimos golpes duros en cuanto a aumento de casos y finales fatales. En el día de ayer tuvimos cifras favorables, la tendencia ha sido decreciente; 64 casos y 3 muertes ocurridas en Montería, y aprovecho para reiterar como lo dije en redes sociales, la solidaridad con las familias que han perdido a seres queridos”, señaló Benítez Mora.
Afirmó que a la fecha se contabilizan 1.683 muertes asociadas a la enfermedad, la cual considera que es una cifra alarmante, 25 mil 769 casos, de los cuales hay 23 mil 497 recuperados, lo cual indica que hay solo 585 activos, y ello según el gobernador es un dato optimista.
Dijo que la implementación de la estrategia PRASS, pruebas, rastreos y aislamiento sostenible, que es una integración del gobierno nacional, departamental y municipal, tiene involucrados a 6 municipios del departamento (Lorica, Montería, Sahagún, Montelíbano, Moñitos y Cereté), y eso significa la búsqueda activa de manera más constantes y poder tener resultados más pronto.
“Ese diagnóstico más oportuno, se debe a que primero ampliamos las UCIS, a que se realizan más pruebas, a una mejor integración con los municipios, a que tenemos nuestro propio laboratorio dando los resultados todos los días, y eso es bien fundamental. Es oportuno señalar que todos estos avances los logramos en medio de una crisis”, subrayó.
“Pero los buenos indicadores que hoy tenemos no puede significar que la gente se relaje o subestime al COVID-19, porque sigue el riesgo latente debido a que el COVID-19 contagia y mata. Por eso es fundamental seguir utilizando el tapabocas, el distanciamiento social, el lavado de manos, seguir los protocolos y ser consientes e implementar las medidas. Cuidarnos y cuidar a nuestra familia son asuntos que no podemos dejar de desarrollar todos los días para ganarle la batalla y la guerra al COVID-19”, concluyó Benítez Mora.