Madres comunitarias de tres CDI denuncian pago incompleto del mes de diciembre, e incumplimiento con la dotación de noviembre por parte del operador FUNAFES.

Además argumentan que fueron mal liquidadas en el 2020 por FUNAFES, tras recibir solo un millón 400 mil pesos, mientras a servidoras que laboraron con otras fundaciones recibieron alrededor de un millón 700 mil pesos”

Por: Oswaldo Marchena Mendoza.

@marchenojob

Un grupo de madres comunitarias de los CDI Seminario Juan XXIII, La Granja y Minuto de Dios, contratadas por la Fundación FUNAFES en el año 2020, denunciaron a dicho operador por el pago incompleto que les hizo del mes de diciembre, en el cual les descontaron un dinero de su salario sin consultarlas (de forma arbitraria).

Además, las servidoras, que son madres transitadas señalaron que aún les deben la última dotación contemplada en la ley. Afirmaron que debido a esa problemática se comunicaron con el coordinador general de la citada Fundación, y la respuesta que recibieron fue que “presuntamente les informaron que les habían pagado de más en el mes de febrero”. Ante dicha afirmación las madres comunitarias se preguntan ¿Cómo es posible que teniendo la Fundación varios comités en el año, solo hasta diciembre el ICBF se viene a dar cuenta del posible error?

Por lo anterior, el grupo de madres comunitarias afectadas se dirigieron a la regional del ICBF en Córdoba donde fueron atendidas por un funcionario diferente al director regional, a quien le comentaron la situación sin recibir como respuesta solución alguna al problema.

Este grupo de madres comunitarias se preguntan ¿Por qué FUNAFES les pagó el mes de diciembre incompleto, mientras que a las servidoras de los otros CDI los operadores les pagaron el salario completo? ¿Acaso FUNAFES tiene licencia para atropellar a las madres comunitarias?

Llama la atención que técnicamente el operador no les ha demostrado a las madres comunitarias que en febrero recibieron sueldo de más. Ellas les han solicitado a FUNAFES los documentos contables que confirmen el pago de más y hasta ahora no han recibido respuesta alguna.

Además, argumentan que fueron mal liquidadas en el 2020 por FUNAFES, tras recibir solo un millón 400 mil pesos, mientras a servidoras que laboraron con otras fundaciones recibieron alrededor de un millón 700 mil pesos.

%d bloggers like this: