Más de 200 familias de La Mojana recibieron del Fondo Adaptación y PNUD insumos agrícolas, en el marco del Programa Mojana Clima y Vida, para impulsar sus proyectos productivos

 En medio de la crisis sanitaria originada por el COVID19, el Fondo Adaptación y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, en alianza con la Gobernación de Sucre y las alcaldías de Guaranda y Ayapel, entregaron insumos para que 211 familias implementen sus agroecosistemas adaptados al clima y tenga alimentos saludables y nutritivos para los próximos meses.

Estas acciones se hacen en el marco del Programa Mojana, Clima y Vida, implementado por el Fondo de Adaptación y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD y cofinanciado por el Fondo Verde del Clima, que beneficia a 400.000 personas vulnerables en la región de La Mojana.

El Fondo Adaptación promueve un modelo integral de adaptación al cambio climático en La Mojana. Este tipo de intervenciones lideradas desde el Programa Mojana Clima y Vida cobran especial relevancia en una situación como ésta, en la que las comunidades vulnerables al cambio climático pueden ser afectadas por la emergencia sanitaria, económica y social causada por el COVID 19, agravada por los posibles impactos del cambio climático.

“Con esto el Fondo Adaptación sigue demostrando que está comprometido con el Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica, decretado por el presidente Ivàn Duque para mitigar el impacto del COVID 19”, afirmó el gerente del Fondo Adaptación, Edgar Ortiz Pabón.

Añadió que “Con la entrega de estos insumos reducimos el impacto económico en la región, abrimos oportunidades productivas adaptadas a las características geográficas de la zona, suplimos necesidades básicas en estos difíciles momentos y contribuimos a mejorar las condiciones de vida de más de 800 personas”. Ahora mismo, necesitamos que los Mojaneros estén más preparados que nunca.”, subrayó.

Las 211 familias de los municipios de Ayapel en Córdoba y Guaranda, Sucre hacen parte de las 4,878 familias que gracias a la implementación de agroecosistemas que integran diversos cultivos e incorporan medidas de gestión de riesgo ante eventos climáticos adversos; tiene garantizado el abastecimiento de alimentos para sus familias durante todas las épocas del año.

“Las comunidades rurales son muy vulnerables a crisis mundiales como el COVID 19 y el cambio climático, por esto hoy trabajamos para disminuir su impacto en La Mojana, asegurando que tengan lo necesario para empezar la siembra de hortalizas, frutales y otros tipos de árboles, ahora que comienzan las lluvias. Eso les garantiza alimentos sanos y nutritivos en los meses que vienen”, afirmó el equipo del PNUD.

“En estos momentos le agradecemos hacernos llegar estos insumos en la cuarentena y en esta situación tan difícil. Esto nos ayuda mucho y hace que la familia esté unida ahora, vamos a trabajar en la siembra de nuestras hortalizas y los cultivos, además de usar el tanque de agua que nos hacía mucha falta en esta sequía, estamos comprometidos con salir adelante” afirmó Katherine Toro de la vereda Boca de Pinto.

La Mojana es una de las regiones más vulnerables al cambio climático y tiene uno de los más altos índices de pobreza del país. El programa Mojana Clima y Vida es implementado por el Fondo Adaptación y el PNUD, en alianza con el Ministerio de Ambiente, los gobiernos locales y regionales, las organizaciones sociales y las comunidades. Este programa trabaja para reducir la vulnerabilidad de las comunidades a los extremos climáticos (temporadas de inundación y sequía prolongadas), así como para mitigar el impacto económico y social en las poblaciones rurales y los gobiernos locales.

Finalmente, agregó el gerente del Fondo Adaptación “que con programas como Mojana Clima y Vida demuestran el compromiso del gobierno nacional con la adaptación al cambio climático y el bienestar de los Colombianos”.

%d bloggers like this: