Más sobre el estadio de Cotorra, aún deben 124 millones de la grama.

Por: Domingo Cogollo Narváez

Cotorra es uno de los municipios más pequeños del departamento de Córdoba, en otrora existieron grandes beisbolistas de talla nacional. Como practicante del fútbol es poco conocido. El estadio es una obra que está subutilizada.

El subcontratista para instalar la gramilla al estadio de fútbol del municipio de Cotorra, Juan Diego Sánchez Tamayo, dijo que todavía le adeudan 124 millones de pesos de más de 200 millones que costó colocar el mencionado césped en dicho escenario deportivo.

Precisó que no ha habido quien pague ni quien responda, pues el contratista de la construcción del estadio dijo que no había plata para terminar de pagar el subcontrato de la instalación de la gramilla.

En su momento le decían que le pagaban la otra semana, o que el otro mes, pero nunca resultaron pagándole los 124 millones de pesos que le quedaron debiendo por la colocación de dicho césped.

Los contactos fueron hechos por la señora Ana Llorente, hermana del entonces alcalde de ese municipio Guillermo Llorente Petro, que se desempeñó en ese cargo del 2012 al 2015. En la actualidad está aspirando otra vez a la Alcaldía de Cotorra.

Sánchez Tamayo explicó que no va a hacer ninguna gestión para que le paguen, “pues Dios sabrá cómo les cobra a ellos. Uno pone un abogado y eso se va cuatro, cinco y hasta diez años. Si ellos no tienen voluntad de pago, no van a pagar de ninguna manera”, reiteró.

El subcontratista Sánchez Tamayo, natural del departamento de Antioquia, es el representante legal de la firma que ha instalado gramas en diferentes estadios del país, como Medellín, Barranquilla, Bucaramanga y en la actualidad están colocando la grama en el estadio de Pasto.

La Contraloría dijo que fue encontrado un deficiente desempeño de la interventoría en la construcción del estadio. Sobre este hecho hay que señalar que el interventor de la obra fue el ingeniero civil Orlando Castillo Bermejo, quien en estos momentos aspira a la Alcaldía del municipio de Chinú.

Además, la Contraloría General de la República expresó que esta obra presenta deterioro y fallas estructurales que ponen en riesgo la seguridad y la vida de las personas que asistan al lugar.

El ente de control halló deficiencias de calidad en lo construido, lo mismo que obras sin funcionamiento e incompletas y pago de valores diferentes a lo contratado. El valor de la construcción del estadio y de un bioparque, fue de 6 mil 331 millones de pesos. El hallazgo administrativo detectado por el citado organismo es 4 mil 54 millones de pesos.

%d bloggers like this: