Por 1.700 millones de pesos tendrá que responder el municipio de Momil por mala construcción de estadio de fútbol

 

La Contralaría General de la República imputó responsabilidad fiscal por más de mil 700 millones de pesos contra el municipio de Momil por presuntas irregularidades cometidas en el proyecto de construcción del Estadio de Fútbol de esa localidad. Los dineros procedieron del Sistema General de Regalías.

Los supuestos responsables son los exalcaldes Jorge Carlos Bittar Díaz (2012-2015) y Farid Antonio Villalba Carrascal (1 de mayo de 2016 al 5 de octubre del mismo año). También, le cabe imputación al exsecretario de Infraestructura de Momil, Alfredo Ramón Soto Martínez.

Otros de los involucrados en este proceso son los miembros del Consorcio Momil Deportivo 2014, en calidad de contratistas, Martha Londoño Gutiérrez, Martín Alonso Dean Díaz, Elkin Estrada Coronado y Rosalía Rodríguez Merlano, la interventora.

El proyecto en mención fue objeto de denuncia ciudadana presentada por Emiliano Ramón Lugo Arroyo, en calidad de alcalde en el periodo del 6 de octubre de 2016 al 31 de diciembre de 2019.

Por esa razón, la Contraloría al realizar inspección técnica a las obras, identificó posibles irregularidades consignadas en hallazgo fiscal, el cual evidenció que a la fecha de la visita la estructura principal (graderías-camerinos), el acero de refuerzo se encontraba expuesto (en contacto con el aire), es decir por fuera del concreto.

También se observó que las instalaciones de la tubería y cableado eléctrico (sin energía). Así como las instalaciones de las tuberías hidrosanitarias por muros y plantillas del piso, sin la colocación de los aparatos sanitarios en los baños públicos y camerinos, a diferencia de lo que manifiesta la interventoría en el informe No 10 y el acta parcial No 50.

“Así mismo se encontró que la cancha de fútbol es una grama natural y no se encuentra demarcada, solo se evidencia la instalación de las arquerías y de 4 mástiles para la iluminación (mástil 1 con 3 reflectores, mástil 2 con 5 reflectores, mástil 3 con 4 reflectores y mástil 4 con 4 reflectores)”.

La Contraloría dice que archiva el proceso contra el exalcalde Emilio Ramón Lugo Arroyo y la exsecretaria de Infraestructura Adriana Lucía Álvarez Suárez. A la vez que se hace el levantamiento y cancelación de las medidas cautelares a quienes se les archivó el proceso.

La denuncia había sido interpuesta por el entonces alcalde Emiliano Ramón Lugo Arroyo, tras detectar las supuestas anomalías. Lugo Arroyo se desempeñó como mandatario de Momil entre el 6 de octubre de 2016 y el 31 de diciembre de 2019.

El auto de la Contraloría está firmado por los contralores delegados intersectoriales Néstor Fabián Castillo Pulido (ponente) y María Teresa Zuluaga Botero. Los dos pertenecen a la Sala Fiscal y Sancionatoria.