Por disposición presidencial se crea entidad Hospital Universitario San Juan de Dios y Materno Infantil

El Presidente de la República, en el marco de las facultades que el Congreso de la República le otorgó con la expedición del Plan Nacional de Desarrollo 2022-2026 “Colombia potencia mundial de la vida”, expidió el decreto 1959 del 15 de noviembre de 2023, por el cual crea el Hospital Universitario San Juan de Dios y Materno Infantil, como una entidad de carácter especial, del orden nacional, adscrita al Ministerio de Salud y Protección Social.

​El objeto de la entidad será prestar servicios de salud de mediana y alta complejidad y atención integral en salud a la población en general, así como participar y fungir como organismo asesor y articulador en el ámbito nacional en materia de investigación, desarrollo e innovación y formación de talento humano en salud.

Este decreto ley le otorga la competencia a la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco, teniendo en cuenta su experticia en los proyectos de renovación, para que adquiera la infraestructura del Hospital San Juan de Dios y el Instituto Materno Infantil, y posterior a su saneamiento económico entregar esta propiedad a la entidad Hospital Universitario San Juan de Dios y Materno Infantil.

El pasado 29 de septiembre, el presidente Gustavo Petro, durante un encuentro con la ciudadanía en el Gobierno con el Pueblo en la Localida​d de Engativá, había advertido su rechazo a que el Hospital San Juan de Dios se demoliera y anunció que se buscarían los mecanismos legales para que, después de 25 años de cierre del centro asistencial, se indemnice al pueblo trabajador afectado.

Para el primer mandatario, desde su administración como Alcalde Bogotá, la recuperación del que fue el primer centro asistencial médico de América Latina, ha sido un compromiso y promesa con la ciudadanía de Bogotá y el país.

Como alcalde de Bogotá, su administración lo adquirió con dineros públicos y lo convirtió en un hospital del Distrito.

“A mí me sucedió (Enrique) Peñalosa y lo que pensó Peñalosa fue en cómo dinamitarlo y construyó un contrato con una firma española que tiene como objetivo, como objetivo no, pero una de sus cláusulas es demoler el San Juan de Dios, el edificio central y fusionarlo con el hospital Santa Clara”, manifestó el mandatario en ese Gobierno con el Pueblo.

Esta decisión, enfatizó, era que “el pueblo se olvide, en su memoria, que existió un hospital que se llamaba el Hospital San Juan de Dios, que Bolívar y Santander se lo expropió a los españoles para ponerlo al servicio de la ciudadanía bogotana”.

“Y es que, explícitamente, firma la carta el ministro y firma la carta el presidente, que debe decir que la Torre Central del Hospital San Juan de Dios, por ser patrimonio nacional, por Ley de la República, no se va a demoler, no se va a dinamitar, se tiene que restaurar como el patrimonio nacional que es. Eso lo prometimos en campaña y eso se tiene que cumplir”, enfatizó.

La entrada en vigor de este decreto ley le permite proyectarse como un hospital universitario, con un centro nacional de simulación para la formación de las futuras generaciones de profesionales de las ciencias de la salud.

Además de ser un centro nacional de telemedicina que acercará y garantizará la prestación de los servicios a las comunidades donde la oferta de salud no es oportuna y suficiente.

 

 

error: Content is protected !!