Porque la GENTE decide

Por Carlos Ordosgoitia
Alcalde de Montería

El 24 de diciembre recibí la invitación de la señora Ludy a almorzar en su vivienda en el barrio Cantaclaro. Junto a su hija Ana y sus nietos Mariano y Yadiel, quería mostrarme cómo quedó su vivienda luego del programa de mejoramiento que realizamos en su barrio y 11 sectores más.

Llegué a su casa en vísperas de navidad con un regalo especial: las calles alrededor de su vivienda hacen parte del plan masivo de pavimentación de la comuna 6.

Una vez iniciamos nuestro mandato abrimos el camino a la participación ciudadana y creamos la estrategia “La Gente Decide”, con el compromiso de entregarle la ciudad, el poder a la gente. Es lo que hemos hecho y lo que seguiremos haciendo.

Los habitantes de esta comuna eligieron entre varias propuestas, por el plan de pavimentación masivo y logramos que más de 50 líderes buscaran consenso de las vías a intervenir entre los habitantes impactando no solo a los barrios y comunas sino a toda la ciudad.  Inicialmente, destinamos 10 mil millones de pesos. Pero escuchamos el clamor de espera de la gente y fuimos más allá, triplicando lo presupuestado. Fueron muchos meses de gestión ante el Gobierno Nacional y de tocar puertas para buscar las posibles fuentes de financiación alternas que lograrán estos objetivos. Así que invertiremos 30 mil millones de los que ya adjudicamos 23 mil, para conformar lo que será el gran anillo vial de la comuna 6.

Conectaremos a más de 100 mil habitantes, que representan el 20 por ciento de la población, con la pavimentación de las vías Nueva Belén – Nueva Jerusalén, Mandala – Cantaclaro y Villa Caribe hasta la vía que conduce Montería – Planeta Rica. Obras de suma importancia para la operación del Sistema Estratégico de Transporte Público (SETP). A esto le sumamos varias vías internas en el barrio Cantaclaro.

Mejoraremos el tráfico de la vía principal de la entrada a Cantaclaro interviniendo la carrera 30, con el propósito de que sea la segunda vía de acceso al sector, y conectaremos esta zona con La Pradera, obras que ya están adjudicadas con recursos de regalías del departamento y las que serán ejecutadas por Montería Amable. También atendimos la petición de la comunidad y pavimentaremos la vía que conduce al hospital y la conexión con el barrio 6 de marzo.

Estas son obras que llevan el sello de nuestro compromiso inicial: “Cemento con Corazón”, con obras integrales que permitirán el mejoramiento de la calidad de vida y que impacten a más ciudadanos resolviendo las dificultades de movilidad, saneamiento, recreación y seguridad. Logramos que cada peso del presupuesto no sea un gasto sino una inversión social.

No solo llegamos a la Comuna 6 con los proyectos viales, sacamos del atraso la construcción del hospital en el barrio La Pradera, el cual tenía serios problemas de diseño que corregimos a tiempo, modernizamos el sistema de alumbrado público con luminarias de última tecnología en el barrio Cantaclaro, llevamos soluciones integrales en viviendas con la construcción de pisos, intervenimos canales para mejorar el drenaje y evitar inundaciones, construimos aulas, baterías sanitarias y cocina en el colegio del barrio La Pradera, construimos un parque en el barrio Villa Caribe y mejoramos otros más que estaban en completo abandono.

Estas obras también generan empleo y contribuyen a la reactivación económica de Montería, pero aún mejor que estimulan la microeconomía de los barrios que es lo que nos motiva e impulsamos desde la Administración, concentrado todos nuestros esfuerzos con nuestra gran premisa de un gobierno cercano y empático: un gobierno de la gente.

Por fin, para nuestra querida amiga Ludy quedará en el pasado el barro y el polvo en su barrio. Y celebraremos con ella, nuevamente, disfrutando de un delicioso cerdo guisado y plátano maduro, como el que amablemente nos preparó en navidad.

%d bloggers like this: