Presión inflacionaria. Octubre de 2021, el mes con mayor IPC en Colombia desde julio de 2017.

Por; Giovanni Argel Fuentes

El 5 de noviembre de 2021, se publicó el Boletín Técnico del DANE en el que se presenta el Índice de Precios al Consumidor (IPC) para Colombia. En artículo anterior (26 de octubre de 2021) señalábamos el crecimiento inflacionario en el país que para el mes de septiembre se ubicó en 4.51% anual y 0.38% mensual, en comparación con agosto del mismo año. El boletín y las estadísticas presentadas por el DANE, para el mes de octubre del presente año, indican un crecimiento bajo del 0.01% en comparación con septiembre de 2021. Reafirmamos el continuo crecimiento de la inflación y el progresivo incremento de las mismas divisiones del gasto (8), que experimentaron el mismo comportamiento en septiembre. En la división del gasto el comportamiento que presentaron los rubros por encima del promedio nacional en octubre de 2021, fueron: Alimentos y bebidas no alcohólicas (0,89%), Restaurantes y hoteles (0,53%), Salud (0,50%), Transporte (0,50%), Bebidas alcohólicas y tabaco (0,46%), Alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles (0,29%), Muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar (0,29%), y por último, Bienes y servicios diversos (0,29%). Por debajo se ubicaron: Educación (-0,07%), Recreación y cultura (-0,21%), Prendas de vestir y calzado (-3,45%) y por último, Información y comunicación (-6,79%). Algunas variaciones y cambios menores en tres rubros, definen la volatilidad del índice.

Es notable el incremento de los precios en el país y la progresiva presión inflacionaria en los rubros principales de la canasta familiar. La estimación del Banco de la República, es 4.88% al final del año. Si analizamos con más cuidado estas cifras para el mes de octubre el comportamiento de precios se estructuró de la siguiente manera:

En el cuadro No 1, se puede evidenciar la continuidad en aumento, que experimenta la inflación en el país, aspecto que resaltamos en el análisis del mes anterior (septiembre de 2021). Los incrementos de los primeros 8 rubros de la división, indican la sostenibilidad en el aumento del IPC, producto de las importaciones de materias primas, el ciclo reactivamente de la economía y el encarecimiento de precios básicos definidos por los propietarios de establecimientos. En ese sentido, si analizamos las variaciones por mes, desde enero de 2020, se deduce que el mes de octubre 2021, aumentó 0.01% con respecto al mes de septiembre. Si bien es una variación baja, en el año corrido y la variación anual es alto el comportamiento inflacionario; ello sin tener presente los meses donde se experimentó deflación (inflación negativa), ver Gráfica No 2. La baja inflación se explica en este mes, por lo efectos generados en materia de estabilización temporal, producto del control monetario, el aumento de las tasas de interés, los topes de crédito y el control fiscal.

De otro lado, las ciudades con mayor inflación en octubre de 2021 fueron: Bucaramanga (0.46%), Cúcuta (0.36%), Valledupar (0.19%), Tunja (0.16%), Neiva (0.11%) y Montería (0.02%).

Si analizamos el IPC por rubros específicos, desde la información del boletín precitado, se pueden deducir los siguientes comportamientos:

La variación mensual y anual de alimentos y bebidas no alcohólicas, muestran los índices más altos del total, ver gráficas 4 y 5. Crecimientos inflacionarios cercanos al 14% de este rubro para el año 2021, el más alto desde 2016. Lo cual nos indica el peso de esta división en la canasta familiar. Ello afecta sistemáticamente el deterioro del ingreso y el aumento de la pobreza monetaria en la población, especialmente para estos meses. Si analizamos algunos productos rigurosamente y con mayor detalle, podemos observar las variaciones y su impacto. Por ejemplo, la carne de res, presenta variaciones anuales del 28.35% en su IPC, la más alta variación desde el año 2014, nótese el impacto desbordado originado en este rubro; lo cual ha sido peor en estos momentos después de los periodos críticos de la pandemia, nos preguntamos, ¿En que queda el control de precios por parte de las secretarias de gobierno municipal en Colombia?

De la misma forma, las frutas frescas han crecido en 24.35% desde abril de 2016 (43.51%) y la variación de la leche, otro producto de la canasta, se ubica a octubre en el 6.94%, también con una inflación alta y progresiva.

El IPC de plátanos se ubicó en 6.38% anual, experimentando la variación más alta desde noviembre de 2020. Ver Gráfica No 9. El arroz presenta una variación anual negativa de -15.29%, indicador que representó un alivio al ingreso familiar después del alza abrumadora del 41.11% en mayo de 2020. (Gráfica No 10).

Si bien este último producto es de alto consumo y su variación negativa ayuda a mejorar la capacidad adquisitiva, es una inflexión temporal, no disminuye frente al total de la adquisición, ya que la inflación básica aumento en todos los productos.

Por último, los huevos experimentaron un comportamiento inflacionario anual del 17.93%, la más alta desde diciembre de 2017.

Finalmente, en síntesis, se pueden observar los crecimientos de los principales productos de la canasta familiar 2019-2021 y por ende su impacto en el ingreso. La línea de color negro y lila, para ambas gráficas, evidencian la alta variación del IPC en las distintas clases de productos, para los últimos meses del año corrido. En sí, le ha costado mucho, la reactivación económica al bolsillo de los colombianos.

Por último, veamos el impacto de la inflación de octubre en el ingreso. Es notable como se había indicado en párrafos anteriores, la contribución en el gasto del IPC y de hecho en l ingreso familiar. En el cuadro No 2, se puede evidenciar la participación en las distintas clases.

En octubre de 2021, la variación mensual del IPC por nivel de ingresos afectó más a los pobres en 0,17%, representando una variación total para 2021 del 0.01%. Téngase presente que para 2020 fue de -0.06%. En lo corrido del año, la variación del IPC por nivel de ingresos fue: Pobres (5,15%), Vulnerables (5,21%), Clase media (4,46%), Ingresos altos (3,47%) y por último, Total nivel de ingresos (4,34%), frente a 2020 su crecimiento fue de 2.96%. Obsérvese que la clase más afectada fue vulnerables tanto en 2020 como 2021.

La variación anual del IPC por nivel de ingresos fue: Pobres (5,53%), Vulnerables (5,60%), Clase media (4,73%), Ingresos altos (3,55%) y por último, Total nivel de ingresos (4,58%). En general se evidencia el mayor impacto de la inflación en los ingresos bajos, lo cual ratifica la sostenibilidad y creación de nueva pobreza monetaria, multidimensional, desigualdad, miseria e informalidad progresiva.

%d bloggers like this: