Procuraduría absuelve a exdirector de Medicina Legal por caso Pizano

 

La Procuraduría General de la Nación absolvió de culpas al exdirector del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Carlos Valdés, tras el dictamen que determinó que Enrique Pizano no tenía rastros de cianuro en su organismo en el momento de su muerte. Pizano fue un testigo clave y habría denunciado irregularidades en la contratación con Odebrecht.

En un fallo de primera instancia, el Ministerio Público afirmó que, a pesar de que Valdés concluyó que la muerte de Enrique Pizano se dio por un infarto agudo al miocardio y no por un arritmia cardiaca secundaria (según las estimaciones del hospital de Facatativá), la imprecisión no va en contra de lo asegurado por el hospital una vez se hizo la necropsia.

La presunción de que Enrique Pizano tenía cianuro en su organismo se fundamentó en la muerte de su hijo Alejandro. A Pizano hijo le encontraron el químico en su organismo tras haber bebido una botella de agua que lo contenía; el ente acusador concluyó que esta botella se la iba a tomar Enrique y no su hijo por el temor que tenía de ser descubierto por su presunta responsabilidad en irregularidades presentadas en la contratación con Odebrecht.

“La anterior equivocación del señor Valdés fue reconocida por él de manera pública (…), pero dicho aspecto no puede considerarse como una conducta que merezca reproche disciplinario, ya que fue una conclusión a priori realizada con fundamento en las circunstancias en que fue encontrado el cuerpo, esto es, desnudo, envuelto en una toalla con unas manchas que podían considerarse sangre por cortes al afeitarse”, concluyó el Ministerio Público.

error: Content is protected !!