Sector salud recibió $2,71 billones para atención médica de los colombianos.

 

Hospitales, aseguradores y demás proveedores de salud recibieron esta semana dos desembolsos para garantizar la atención médica de la población.

Una de las estrategias del Gobierno Nacional es garantizar –independientemente de las volatilidades económicas- el flujo de recursos corrientes al sistema de salud para la atención de los  colombianos, durante la emergencia sanitaria generada por la pandemia del COVID-19.

En tal virtud, esta semana las Entidades Promotoras de Salud (EPS), las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) publicas y privadas y demás proveedores de servicios de salud recibieron giros por $2,71 billones, correspondientes a recursos previstos en 2020.

“Estas medidas serán completadas con acciones dirigidas a aumentar el flujo de recursos a través del saneamiento de deudas y mecanismos de financiamiento excepcionales para el COVID-19”, explico´ la Viceministra de Protección Social, Diana Cárdenas Gamboa.

El primer desembolso hace parte de los recursos de presupuestos máximos por $782.515 millones girados el pasado 30 de marzo a las 38 EPS del país.

Con esos dineros las EPS podrán financiar integralmente, con los recursos de Unidad de Pago por Capitación (UPC), todos los servicios médicos, el personal de salud y los insumos y suministros que requieran sus afiliados por enfermedades comunes y de alto costo, según lo estableció la Resolución 535 de 2020.

Adicionalmente, el pasado viernes, la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES), giro´ $1,93 billones por concepto de la UPC del régimen subsidiado de salud, para garantizar la atención médica que requieran los usuarios a  durante la cuarentena nacional.

Tales recursos hacen parte de los giros corrientes que mensualmente la ADRES realiza a aseguradores y prestadores.

De los dineros de la UPC del Régimen Subsidiado, $1,32 billones se giraron directamente a: 2.008 prestadores de carácter privado; 972 prestadores públicos; y 7 prestadores mixtos, para un total de 2.987 IPS y prestadores beneficiados.

Entre los principales beneficiarios del giro directo de recursos del subsidiado se encuentran: Audifarma, las Subredes Integradas de Bogotá, el Hospital San Vicente de Paúl, ESE MetroSalud, el Instituto Nacional de Cancerología, y la Fundación Valle de Lili, entre otros.

El mecanismo de giro directo a hospitales públicos y privados, así´ como a proveedores, contribuye a garantizar  la atención médica de la población colombiana.

Mecanismos de financiación de la emergencia sanitaria propuestos por el Gobierno Nacional

1. Acelerar la puesta en marcha del Acuerdo de Punto Final y saneamiento de deudas del Estado con los actores del sistema de salud.

2. Garantizar el flujo de recursos corrientes de la UPC y Presupuestos Máximos.

3. Financiación de la expansión de la infraestructura hospitalaria de alta complejidad, insumos y servicios médicos para atender pacientes COVID-19.