“Superamos en cifras de ejecución a cualquiera administración que nos haya antecedido”: Marcos Daniel Pineda.

“Me propuse hacer 50 parques en mi Plan de Desarrollo y al final dejo 73. Nunca antes una administración había construido  tantos espacios de inclusión social como esta”.

“En los dos períodos dejamos a Montería posicionada como la ciudad inteligente del Caribe colombiano”.

Por: Oswaldo Marchena Mendoza.

@marchenojob

Este Marcos Daniel Pineda García que termina su mandato el próximo 31 de diciembre, dista mucho del joven que llegó por primera vez a la Alcaldía de Montería con 30 años. La versión de Marcos Daniel 2.0 es la de una persona más serena, alguien más aplomado, con más experiencia, la cual obviamente le ayudó a superar las dificultades que se presentan en cualquier gobierno. En su primera administración los monterianos conocieron a un alcalde lleno de ímpetu, tal vez con algo de inmadurez y que pudo haber cometido algunos errores.

Pineda García, defiende su obra de gobierno con vehemencia, y a la vez estima que la tarea no está terminada. Sobre su balance y gestión, el mandatario habló con la Ventana de Córdoba.

Oswaldo Marchena Mendoza: ¿qué sensaciones le quedan luego de su segundo mandado, a punto de cumplir los 4 años en la alcaldía de Montería?

Marcos Pineda García: Yo creo que siendo autocritico y haciendo un examen de lo que fue el gobierno de “Montería Adelante” versus mi primera administración llamada “Juntos Hacemos Más”,  yo tengo que decir que esta administración superó con creces a la primera.Fue una administración que pudo superar en cifras de ejecución a cualquiera administración que nos haya antecedido.

Creo que le cumplimos a los monterianos y cumplimos a cabalidad nuestro Plan de Desarrollo, sin que eso quiera decir que la tarea haya terminado y que Montería no sea una ciudad llena de retos, necesidades y dificultades, como cualquier otra ciudad intermedia en un país subdesarrollado. Pero me voy con la satisfacción del deber cumplido, con la tranquilidad de haberlo entregado todo, con un gran equipo que me rodeo, que respondió a sus responsabilidades y que hoy sin lugar a dudas dejamos una mejor ciudad de la que recibimos hacen cuatro años.

OM: Vamos a aterrizar el tema de obras. Hablemos de los parques.

MD: El Plan Maestro de Parques fue una de las grandes huellas que “Montería Adelante” le deja a la cuidad. Me propuse hacer 50 parques en mi Plan de Desarrollo y al final dejo 73. Nunca antes una administración, había construido tantos espacios de inclusión social como esta. Aspiro antes de terminar el año inaugurar el número 60.Ya van 51,  y por lo menos llagaremos a los 60 antes de terminar el año.

Dejaré en ejecución más de diez parques al próximo alcalde para ser inaugurados el primer semestre del 2020. Sin lugar a dudas, los parques cambian vidas, son espacios que generan inclusión social. Un barrio que tiene un parque es un barrio feliz, es el fin de semana de muchos niños, es la espera de la tarde de muchos adultos, es sinónimo de deporte, de recreación, de diversión. Yo invito al próximo alcalde a continuar con el Plan Maestro de Parques, para que Montería pueda algún día, tener un parque en cada barrio.

OM: ¿El meridiano de su gestión pasó por la educación?

MD: La educación fue la bandera del gobierno de ‘la ciudad’. Yo sé que las obras de infraestructura son las que, tal vez la gente más valora porque saltan a la vista, porque son acciones tangibles. La educación tiende a ser más intangible, menos visible a la luz pública, pero tiene más réditos sociales y la educación fue la bandera del gobierno de Marcos Daniel en sus dos versiones. En los dos períodos dejamos a Montería posicionada como la ciudad inteligente del Caribe colombiano. No en vano nos hemos ganado honrosamente el premio durante dos años consecutivos de mejores Pruebas Saber promedio ponderado en todo el Caribe colombiano por encima de Barranquilla.

A lo anterior, súmele una inversión histórica en materia de infraestructura educativa. Un gobierno construía100 o 120 aulas promedio cada cuatro años. Nosotros logramos más de 500 aulas construidas, acompañadas de unidades sanitarias, comedor, cocina, espacios de integración y comunes. Eso habla muy bien de una administración que pudo invertir más de 100 mil millones de pesos.

OM: Sus críticos dicen que el pavimento no tiene impacto social.

MD: El Plan Masivo de Pavimentación de Barrios también fue un éxito. Nos propusimos hacer 30 kilómetros de vías e hicimos 59 kilómetros de vías urbanas y placa huellas rurales. Eso habla bien de unas estrategias que buscan dignificar el hábitat de los barrios. Soy un convencido que el pavimento igual que los parques cambian vidas, el pavimento jubila al barro, valoriza el sector y desde luego mejora la calidad de vida. Construir 59 kilómetros de pavimento no fue tarea fácil. Sin embargo, lo cumplimos. La obra más importante fue la doble calzada de la avenida circunvalar que, sin lugar a dudas, mejoró, no solamente el entorno físico y la calidad de vida, sino la movilidad de la principal arteria vial de la ciudad.

OM: ¿En su administración, cuántas viviendas fueron construidas?

MD: Hubo resultados, contrario a lo que la oposición pueda decir, se construyeron más de 600 viviendas a través del programa Mi Casa Ya. Pero además de eso, porque no solo es construir viviendas nuevas, se pudo mejorar más de 2 mil viviendas a través de MiCasa Adelante, que es un programa que se hizo por primera vez en la historia de la cuidad, con recursos propios e invertimos aproximadamente 10 millones de pesos por vivienda mejorando cocina, baños y cuartos de labores. Le mejoramos el hábitat interno a más de dos mil familias a través de este exitoso programa social.

A eso, súmele también el tema de titulación, hemos sido la administración que más títulos ha entregado en cuatro años. Cinco mil quinientos títulos hicieron igual número de propietarios en la ciudad. Barrios que los pudimos titular 100 por ciento. Infortunadamente no tuvimos en estos cuatro años la fortuna de tener programas nacionales de vivienda como las cien mil viviendas, por ejemplo, que entregó el Gobierno Santos. Sin embargo, dejamos huellas en materia de viviendas.

OM: Agua y alcantarillado son necesidades básicas para cualquier comunidad. ¿Cuáles fueron los resultados?

MD: En alcantarillado llegamos al 99 por ciento. Solo falta Villa Cielo en la parte urbana.Infortunadamente no pudimos llegar al 100 por ciento, porque falta un barrio cuya inversión vale 14 mil millones de pesos.

Digamos que en los10 años, en esta administración pudimos llevar agua potable a San Anterito y San Isidro, acueducto que está en ejecución, así como a Jaraquiel. Terminamos el acueducto de Caño Viejo, el de algunos corregimientos de la zona del Betancí y gestionamos el acueducto de las veredas de El Sabanal, proyecto importante de 6 mil millones de peso que está haciendo tránsito en el Concejo Municipal.

OM: Su gobierno tuvo reconocimientos nacionales e internacionales.

MD: Hoy podemos decir con orgullo que Montería se volvió un referente internacional en materia de buenas prácticas ambientales. Montería es reconocida como la Ciudad Verde y Sostenible de Colombia. Eso era impensable hace algunos años. Nosotros nos atrevimos en el año 2009 a crear el Plan Maestro de Cambio Climático.

OM: La salud es otra de las necesidades prioritarias de la comunidad. ¿Cómo deja la red de salud pública? ¿Cuántos hospitales le deja a Montería?

MD: Yo me siento muy orgulloso como monteriano, del primer nivel de salud que hoy tiene Montería. Y aquí siempre me gusta echar una historia. Cuando yo llegué a la alcaldía en el año 2008, encontré lo que se llamaba en esa época el CAMU El Amparo, totalmente politizado, quebrado, en pésimas condiciones físicas, médicos que no iban a trabajar a las zonas rurales, puestos de salud llenos de telarañas, con camillas oxidadas. Esa fue la salud que a mí me entregaron hace 12 años.

Hoy podemos decir que tenemos la mejor red hospitalaria del primer a nivel del país, según lo ha dicho el ministro de Salud. La ESE, hoy convertida en Vidasinú, con una red de centros de salud completamente remodelados, urbanos y rurales. Y a eso, súmele algo que  parecía impensable para muchos, ya llevamos cinco hospitales, tres construidos, El Amparo, en la Comuna 2; La Gloria, en la Comuna 4 y La Granja recientemente inaugurado en la Comuna tres.

Dejo en ejecución el de la Comuna 6, para abarcar todos los barrios como Cantaclaro, La Pradera, y además, el primer hospital rural de la región en la vereda Santa Fe vía Tierralta, que lo dejo prácticamente terminado para inaugurar el mes de febrero o marzo del 2020. Será un hospital que prestará el servicio en toda la región del Betancí al sur de la zona rural de Montería.

De tal manera, que hoy tenemos una red de hospitales públicos  de primer nivel de calidad con eficiencia, médicos las 24 horas del día, con una infraestructura inmejorable, que está brindando al monteriano un excelente servicio de salud.

 

%d bloggers like this: