Un total de 835 municipios del país son susceptibles al desabastecimiento de agua, en medio de la temporada de lluvias.

 

• En el marco del lanzamiento del Informe Nacional del Agua 2022, en conjunto con el Ideam, la ministra Susana Muhamad les pidió a los colombianos dejar de usar el agua sin pensar en las consecuencias. Por el contrario, ‘ser inteligentes ante la bendición de ser ricos hídricamente’.

• La investigación, que se entrega cada cuatro años, revela la radiografía del recurso hídrico en el país y los grandes retos para el futuro en materia de abastecimiento, calidad y demanda.

• Un total de 835 municipios del país son susceptibles al desabastecimiento de agua, en medio de la temporada de lluvias.

• Pese a que el 78% del territorio podría aprovechar las aguas subterráneas, solo se conoce el 15% de los sistemas acuíferos.

• Preocupa acelerada extinción que sufren los glaciares de Colombia. Durante los últimos 170 años, el área glaciar colombiana se redujo 90 por ciento.

• El Estudio Nacional del Agua es el resultado de un trabajo realizado con 30 científicos y 54 instituciones, durante cuatro años, en las regiones de Pacífico, Amazonas, Caribe, Orinoco y Magdalena-Cauca.

 Este miércoles, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) entregó el Estudio Nacional del Agua (ENA) 2022, documento que informa al país, instituciones, gremios y actores sociales sobre el estado y la dinámica del agua en Colombia, así como afectaciones por calidad y contaminación, con el objetivo de atender y prevenir situaciones de riesgo.

«Colombia sigue teniendo una sobreoferta de agua. El país tiene recursos hídricos suficientes para adaptarse, pero necesitamos no seguir pensando con la mentalidad de un país derrochón, que como tenemos mucha agua podemos seguirla usándola sin pensar en las consecuencias. Tenemos que ser inteligentes, que esta bendición de ser un país tan rico hídricamente se pueda mantener en el tiempo a pesar del cambio climático», dijo la ministra Muhamad.

Por su parte, la directora del Ideam, Ghisliane Echeverry Prieto, explicó que “en este estudio 2022 participan 35 expertos y 54 entidades que consolidamos información durante cuatro años para entregarle hoy esta herramienta al país, al sector productivo y al sector académico, y una herramienta para enfrentar la crisis climática”.

El Gobierno del Cambio ha planteado que sea el agua el eje transversal del Plan Nacional de Desarrollo, que permita tener una mirada integral del territorio y crear condiciones adecuadas para una economía descarbonizada.

Estos son algunos de los hallazgos que deja la investigación que se publica cada cuatro años:

Más demanda donde menos disponibilidad existe

El estudio señala que, conforme al análisis por área hidrográfica, se evidencia que la demanda hídrica se da especialmente en la región del país donde menos agua disponible hay. Se trata de la cuenca Magdalena-Cauca, donde se distribuye el 64 por ciento del recurso y se asienta el 74 % de la población del país.

“Colombia va a tener que empezar a pensar en una dinámica de población y poblamiento de acuerdo a la dinámica del agua. Es lógico que donde tenemos más presión sobre el agua siga viviendo el 74 por ciento de la población y desarrollemos ahí nuestras actividades agrícolas”, explicó la jefa de la cartera ambiental.

“La primera transformación del Plan de Desarrollo es el ordenamiento alrededor del agua, y esto significa cómo vemos, sistémicamente, los retos del agua; cuál es su disponibilidad, cuál es su calidad y con base en ello cómo planificamos su desarrollo”, señaló.

Acuíferos, claves contra el desabastecimiento de agua El Estudio Nacional del Agua 2022 revela que, pese a que el 78% del territorio podría aprovechar las aguas subterráneas, solo se conoce el 15% de los sistemas acuíferos, que son fundamentales en la producción de agua potable.

“A pesar de que llevamos 20 años haciendo el estudio sobre el agua, hoy no conocemos nuestra agua subterránea, que tiene siete veces más potencial de disponibilidad hídrica que el agua superficial. Colombia tiene que ponerse seria en términos de entender la disponibilidad integral, conocer el agua subterránea, que es la que está depositada en la geología, y empezar a pensar en sistemas inteligentes para la adaptación climática”, agregó Muhamad.

Los acuíferos -señala el documento- son más seguros que los embalses, entre otras porque no tienen problemas de contaminación ni de evaporación.

Sobre el tema, en el plan de ordenamiento territorial alrededor del agua, el Gobierno Nacional ha sido enfático en resaltar la importancia de los acuíferos en el desabastecimiento, por lo que deben hacer parte del modelo hidrogeológico del país. Cuentan con capacidad de uso permanente, pero debe ser racional.

Glaciares, al borde de la extinción

Durante los últimos 170 años, el área glaciar colombiana se redujo 90 por ciento, de acuerdo con el Informe Nacional del Agua 2022, y solo en 10 años, entre 2010 y 2020, se redujo 26 %.

Por eso, los investigadores aseguran que, de mantenerse la tendencia, los glaciares colombianos estarán completamente extintos a finales de este siglo.

«La situación de los glaciares es dramática. Vamos a tener cada vez una disminución de los glaciares, lo que muestra el efecto del cambio climático», añadió la Ministra de Ambiente.

Los seis glaciares con los que cuenta Colombia están en riesgo –Sierra Nevada de Santa Marta, Sierra Nevada El Cocuy, Nevado del Ruiz, Nevado Santa Isabel, Nevado del Tolima y Nevado del Huila-. Sin embargo, el estudio anticipa la extinción, en 10 años, del Santa Isabel, tras los efectos del fenómeno de El Niño 2015-2016, que impactó de manera drástica los nevados colombianos, por la disminución en la precipitación y el aumento de la temperatura del aire en la alta montaña colombiana.

Desabastecimiento en más de 800 municipios Un total de 835 municipios del país, de acuerdo con el estudio, son susceptibles al desabastecimiento de agua, en medio de la temporada de lluvias.

“El estudio muestra cómo cuando tenemos exceso de lluvia, como por ejemplo el fenómeno de La Niña, más de 800 municipios de 1.120 son afectados y terminan teniendo falta de disponibilidad de agua”, agregó la ministra Muhamad.

Algunos de los departamentos que resultan afectados por este fenómeno son Antioquia, Cauca, Huila, Cundinamarca y Norte de Santander.

Otro de los datos que revela el estudio tiene que ver con las personas que están expuestas a inundaciones en épocas con valores extremos de precipitación. El informe señala que se trata de 3’200.000 colombianos.

Este fenómeno se concentra en Orinoco (56,3%), Amazonas (17,9 %), Magdalena-Cauca (12,6 %), Caribe (7,4 %) y Pacífico (5,9%). El total del área de las Zona Potenciales de Inundación del país es de 190.436 km2.

En los últimos 21 años, según el consolidado de emergencias realizado por la UNGRD (2021), hubo 15.898 inundaciones, donde la mayoría de los eventos se reportaron en los departamentos de Cundinamarca (1.133) y Antioquia (1.124).

Sector productivo, el que más demanda agua

La presión sobre el uso del agua dominante en todo el territorio es generada desde los sectores doméstico, agrícola, de energía y pecuario.

Quince mil millones de metros cúbicos, de 33 mil millones de metros cúbicos de agua que se consume al año, es consumido por el sector agrícola.

En porcentajes por uso del agua, la agricultura alcanza 43 %, seguido de hidroenergía y pecuario, con 23 % y 8 %, respectivamente. Los resultados de porcentajes de participación de los sectores agrícola, piscícola y pecuario varían debido a cambio en la metodología por parte de los sectores económicos y el subregistro en algunos subsectores.