Unicórdoba lidera procesos de seguridad alimentaria y reactivación económica en 13 municipios del Departamento.


*Con transferencia de conocimiento y de tecnología se benefician 3.149 familias en temas de producción ovina, bovina, piscícola, ecosistemas diversos e inseminación artificial.

La confianza plena que por su alto nivel científico y docente sostiene la Universidad de Córdoba en las regiones, permite una vez más hacer transferencia tecnológica y de conocimiento, en esta oportunidad en 13 municipios cordobeses para contribuir con seguridad alimentaria y la reactivación económica de 3.149 familias beneficiadas.

La iniciativa tiene un valor de $16.257.537.076 millones, recursos del Sistema General de Regalías, que se invertirán en el desarrollo de actividades agropecuarias, y en el sostenimiento técnico y administrativo que incluye la vinculación de 200 profesionales de diferentes áreas para el acompañamiento a las comunidades durante los 18 meses de ejecución.
El proyecto se denomina: ‘Fortalecimiento de Procesos de Transferencia y Apropiación Tecnológica y Conocimiento Para Atender Problemas Asociados a la Reactivación Económica y Seguridad Alimentaria Derivadas de la Emergencia causada por el COVID 19 en el Departamento de Córdoba”.
El rector de la Universidad de Córdoba, Dr. Jairo Torres Oviedo, dijo que los alcances de este proyecto lo constituyen en un modelo a replicar en el conjunto del Departamento, la región y el país.
“Estos son los escenarios y las apuestas transformadoras que generan desarrollo sostenible y que permiten realmente transformar las condiciones de vida en nuestras comunidades. Con este modelo la Universidad de Córdoba ratifica su liderazgo científico y el acompañamiento a la sociedad, pero a la vez visibiliza y plantea alternativas de solución a problemas estructurales que tiene nuestro departamento de Córdoba”, sostuvo el rector Torres Oviedo.
El coordinador administrativo del mismo, Camilo Ballesteros Nova, indicó que los municipios beneficiados son: Montelíbano, Lorica, Canalete, Moñitos, Tierralta, Valencia, Montería, Cereté, Tuchín, Chinú, Planeta Rica, Chimá y Cotorra.
“Es un proyecto ambicioso que va a contribuir en la seguridad alimentaria y en la reactivación económica de la población beneficiada; y que además cuenta con el acompañamiento de la Secretaría de Desarrollo Económico del Departamento y las alcaldías”, sostiene Ballesteros Nova.
Esta nueva intervención de Unicórdoba en el territorio y que se suma a por lo menos otras 22 acciones sociales a partir de la transferencia de conocimiento, contempla, por un lado, el componente de ecosistemas diversos, que consiste en ofrecer un paquete de hortalizas y gallinas ponedoras a grupos de mujeres productoras en cada una de las localidades seleccionadas y con disponibilidad de patios.
Por otro lado, se desarrollará la cadena de plátano en seis municipios con vocación para este cultivo (Montelíbano, Lorica, Canalete, Moñitos, Tierralta y Valencia). Para el desarrollo de este componente se escogerán 40 beneficiados de asociaciones productoras, a quienes se les suministrará una semilla fuerte y libre de enfermedades que se multiplicará en el laboratorio de biotecnología de la Universidad de Córdoba. Se establecerá en cada municipio una hectárea con riego para que la semilla se distribuya en la población y se quede en la región.
En cuanto a la cadena piscícola se desarrollará una estrategia agrícola que consiste en escoger 25 beneficiados por municipio para distribuirles 6 millones 500 mil alevinos de cachama blanca y bocachico, que se reproducirán en laboratorios del Centro de Investigaciones Piscícolas de Córdoba (Cinpic). Este factor se fortalece con el componente de la producción de alimento alternativo para peces, a base de insumos locales como plátano, maíz, yuca y torta de soya. Para esto se establecerán sitios de transferencia dotados con maquinaria.
El componente de la cadena ovina se desarrollará con 18 beneficiados por cada municipio, en quienes se rotarán reproductores de alto material genético con el fin de mejorar la producción de carne de carneo o cordero y fortalecer este eslabón de la economía agraria.
La inseminación artificial se hará en 40 productores de cada una de las localidades escogidas para distribuirles semen con alto material genético, con garantía de preñez del 50 % de los animales.
El proyecto es el resultado de un diagnóstico de Unicórdoba y sus diferentes centros de investigación, que permitió establecer durante la pandemia, que existía baja transferencia de tecnología y de conocimiento en los sectores agropecuarios en los municipios de mayor afectación por el COVID 19.

%d bloggers like this: