La seguridad: Propósito Nacional

Por: Carlos Ordosgoitia Sanin

Alcalde de Montería

Muchas columnas se han escrito sobre la preocupante situación de seguridad que se vive en Colombia. La pandemia llegó para poner en evidencia las precarias condiciones de millones de colombianos, al tiempo que incrementó la pobreza, el desempleo y generó una fuerte crisis económica de la que apenas nos estamos empezando a sacudir. 

Es un problema sobrediagnosticado, como tantos en Colombia. Sabemos bien cuáles son los delitos que más afectan a los colombianos. Sabemos que las cifras en las ciudades son cada vez más preocupantes y estamos todos convencidos de que necesitamos buscar soluciones integrales para empezar a revertir la tendencia. 

Desde Montería como epicentro del primer encuentro de Seguridad y Convivencia Ciudadana realizado durante el viernes y sábado pasado, debatimos sobre las principales causas del incremento de seguridad. Sentados en una misma mesa generamos la discusión con los gobernadores, alcaldes, Gobierno Nacional, Altas Cortes, Defensoría del Pueblo, Policía Nacional, Procuraduría General de la Nación y Migración Colombia.

En este encuentro se avanzó en temas importantes que fueron puntos de consenso. Los alcaldes seremos escuchados en la elaboración del proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, pues desde los territorios somos conocedores de las problemáticas y mejoras que se requieren.

El Gobierno Nacional está ad portas de presentar este proyecto que llevará a una condena efectiva con medida de aseguramiento. El porte de armas tendrá mayores sanciones y se propone una menor cuantía en el hurto simple, reducirlo a 4 millones, hoy está en 10 millones de pesos. De igual manera, todo lo que tenga que ver con hurto agravado con violencia, con porte de arma de fuego o arma blanca, que tenga medida de aseguramiento por parte del juez.

Recibimos también el anuncio del Gobierno Nacional de la firma de la reglamentación de la regulación y control de las armas traumáticas en cuanto a su tenencia y porte. Igualmente, nos sentaremos a discutir sobre las corresponsabilidades del funcionamiento y sostenimiento de las cárceles desde los temas fiscales y presupuestales, lo que hemos pedido desde Asocapitales ante la necesidad de que defina de manera detallada las responsabilidades de la Nación, de los departamentos y los municipios en relación con la población privada de la libertad sindicada.

Nuestro interés es cerrar un debate de varias décadas y hacer una propuesta donde todos aportamos para una solución definitiva al problema carcelario, contribuyendo con esto con condiciones que favorezcan la seguridad y garanticen la dignidad de la población privada de la libertad y superar los hacinamientos desbordantes.

Somos conscientes de que esto requiere medidas urgentes, pero, sobre todo, exige grandeza de parte de todos los que tenemos autoridad en el tema. Necesitamos mejorar la seguridad en las ciudades y en todo el territorio nacional, que la gente pueda vivir sin miedo, que sea libre de moverse a la hora y espacios que quiera. Para eso, trabajamos mancomunadamente todas las autoridades: las nacionales, las departamentales y las municipales. 

Para mí, el logro más importante de este encuentro es también el paso más fundamental en el camino a recuperar la seguridad en el país: entender que la seguridad no es de unos ni de otros, sino de todos los colombianos, trabajar de la mano para ofrecer soluciones integrales a una problemática que tiene profundas raíces sociales y económicas. La seguridad debe ser, hoy y siempre, un propósito nacional. 

%d bloggers like this: