Le apostamos a una nueva y renovada Malla Vial

 

Por Carlos Ordosgoitia Sanin

Alcalde de Montería

Las vías son fundamentales para construir ciudades que funcionen. El desarrollo de la infraestructura vial genera el aumento de la productividad local y regional; contribuye no solo a la movilidad y su modulación, sino que incentiva el comercio y reduce los costos de productividad y transporte, logrando de esta manera el desarrollo social y económico de nuestras zonas urbana y rural.

Durante años, las obras viales solo se veían en la zona céntrica y parte del norte de Montería. Estas no obedecían a una verdadera política pública que generara equidad social y desarrollo sostenible. No correspondían a una articulación con la ciudadanía, gremios, ediles, Juntas de Acción Comunal, transportadores y concejales.

Desde nuestra administración entendimos que ese no era el camino y, por ello, abrimos el espacio para que con la Gente construyéramos y priorizáramos obras de Cemento con Corazón. Un cemento cálido, rodeado de un exuberante verdor, con un sentido social bien definido y con empoderamiento económico para los barrios.

Le estamos dando más posibilidades a ese 75% de la población monteriana que usa transporte público. Quienes en su gran mayoría viven en el sur y el occidente de la ciudad y quienes desde hace décadas venían pidiendo que los gobiernos llevaran inversión en tramos viales importantes y estratégicos.

Con Montería Amable, por fin construimos el Anillo Vial del Sur, que comprende Nueva Belén – Nueva Jerusalén, Mandala – Cantaclaro y Villa Caribe.

Además, en la Comuna 3 tenemos mejoramientos viales en La Granja, Pastrana Borrero y Santander; en la Comuna 4, en Alfonso López, Andalucía, Boston, Edmundo López, El Paraíso, Los Araújos, Los Nogales, Los Robles, P5, Paz del Río, Róbinson Pitalúa, Santa Rosa, Vereda Tropical, Villa de los Alpes y Villa Melisa.

Los que se benefician en la Comuna 6 son Cantaclaro, La Pradera, Villa Arleth, Villa Rosario y Villa Mery. En la Comuna 7 están Los Laureles, Altos del Country, Zona Industrial, El Carmen y Sucre, y en la Comuna 9, Mocarí, 20 de Julio, Camilo Torres, Las Parcelas y Paz del Norte.

En zona urbana tenemos un poco más de 20 kilómetros de pavimentación, mientras que en zona rural estamos construyendo 41 kilómetros. 61 kilómetros que le están mejorando la calidad de vida a la Gente y tienen una inversión superior a los $172.000 millones.

Sumaremos más kilómetros, llegando a las Comunas 1 y 2 a los barrios La Esperanza, Villa Luz, Manuel Jiménez, El Níspero, Caracolí, La Vid, Los Colores, El Portal 1, El Portal 2 y El Dorado; así como a la Comuna 5 con tramos viales en los barrios 14 de Julio, La Julia, Obrero, La Victoria, Lacharme, Chambacú y Pueblo Nuevo. Además, nos hemos puesto la meta de superar los 50 kilómetros en la zona corregimental.

Por otra parte, adelantamos el contrato de Malla Vial, en el que hemos realizado obras de construcción de pavimento rígido, reparación de losas y reparcheos. En este punto, la doble calzada de la vía Montería – Arboletes registró unas dificultades geotécnicas, por lo que de manera responsable no permitimos depositar la capa asfáltica. Toda vez que la base y sub base se encontraban en condiciones técnicas impositivas y con una filtración de agua superficial.

Hoy, ese tipo de dificultades son esa tormenta que todos quieren olvidar. Vicisitudes que afrontamos incansablemente para que llegue la calma. Todo nuestro actuar está basado en la búsqueda de soluciones definitivas, a través de una comunicación asertiva y propositiva con la ciudadanía.

La inversión en pavimentaciones y mejoramientos viales es indispensable para una mejor conectividad. El progreso de las regiones está ligado a las vías y, bajo esa óptica y visión de ciudad, hemos venido trabajando desde el primer día del Gobierno de la Gente, construyendo juntos una Montería Grande.

Nota: La próxima semana me referiré a la malla vial del norte de la ciudad y la responsabilidad social que deberían tener las constructoras.

error: Content is protected !!