Presidente Petro y gobernadores definen ruta para avanzar en proyectos prioritarios.

A Instancias de la Federación Nacional de Departamentos, el presidente electo, Gustavo Petro y los gobernadores del país pusieron en marcha una dinámica y productiva agenda de trabajo que busca avanzar con celeridad en proyectos prioritarios para cada uno de estos.

Al inicio de la cumbre, el presidente del consejo directivo de la FND, el gobernador de Sucre, Héctor Olimpo Espinosa, le aseguró al próximo presidente de Colombia que “coincidentemente nos convoca en este escenario un mandato popular y queremos darle a conocer las prioridades que hemos consignado en el libro blanco ‘Las Regiones Proponen’ una profunda investigación que se lideró desde la Federación y que recoge propuestas en frentes fundamentales para el desarrollo de los territorios del país”.

Entre las propuestas entregadas al presidente Petro, figuran:

Creación de nuevas fuentes de recursos como: impuesto al consumo de bebidas azucaradas y endulzadas, al consumo de cannabis medicinal, al consumo a productos de tabaco calentado, cigarrillos electrónicos y sistemas similares con y sin nicotina, y su respectiva regulación, entre otros. Reforma al Sistema General de Participaciones y también en forma estructural al FONPET, así como cesión a los Departamentos de un punto del IVA.

En cuanto a las iniciativas de descentralización: armonización de Períodos de Presidente, Alcaldes y Gobernadores, rediseño institucional departamental para mejorar la gestión pública regional, crear un fondo territorial de incentivos por resultados de la administración fiscal y extender los plazos de los beneficios tributarios para el sector turismo de la Ley 2155 de 2022 de Inversión Social. Y sobre participación ciudadana, los gobernadores insisten en la implementación del voto obligatorio.

Sobre iniciativas para incentivar el desarrollo del sector agropecuario, en el documento se propone crear un sistema para la prevención del desabastecimiento y el ordenamiento del aparato productivo del país, aumento de créditos agropecuarios con enfoque territorial, actualizar el catastro de manera periódica al menos en un 50% de todo el territorio nacional, incluyendo el catastro para comunidades indígenas, afrodescendientes, raizales y rrom, así como Mejorar y operativizar los Planes Departamentales de Extensión Agropecuaria (PDEA).

La receta para el sector salud se resume en fortalecer la gobernanza sectorial a través de las capacidades de las direcciones departamentales, reformar el sistema por medio de la Ley 100 de 1993 o de Seguridad Social, además de garantizar los recursos para que los hospitales públicos primarios puedan recibir el financiamiento necesario para la prestación de servicios del portafolio (promoción de la salud, y prevención y atención de la enfermedad).

El listado de prioridades entregadas por los gobernadores se sintetiza así:

  • Reforma al Sistema General de Participaciones, SGP.
  • Crear el impuesto a las bebidas azucaradas con destinación específica para los departamentos.
  • Impuesto al consumo sobre cigarrillos electrónicos y similares productos de vapeo, y tabaco calentado.
  • Enfoque territorial de la Política de Seguridad del estado.
  • Formular una política de fronteras sostenible en el tiempo.
  • Proteger los manglares y promover proyectos basados en estos ecosistemas.
  • Modificar los instrumentos de Planificación territorial (POT, EOT, PBOT) para que incluyan los riesgos asociados al cambio climático.
  • Conservar y restaurar los ecosistemas abastecedores del recurso hídrico.

Por su parte, el presidente electo invitó a los gobernadores a apoyar su iniciativa de diálogos regionales con visión de una agenda que vaya más allá de la dirigencia política e incluya a la mayor cantidad de representantes posible de la sociedad civil.

También dio sus primeros esbozos sobre una reforma agraria que, según él, debe desarrollarse sin deteriorar la naturaleza. “No podemos despilfarrar ni la tierra ni el agua”, aseguró, al tiempo que puso como ejemplo la posibilidad de generar cultivos de maíz en un área hasta de un millón 200 mil hectáreas.

Igualmente, sostuvo que el Turismo sería uno de los pilares de su administración y confió en que a través de una política consistente se pudiera llegar a una cifra de hasta 20 millones de visitantes, lo que demandaría desarrollar una infraestructura aeroportuaria, fundamentada en más pistas para mejorar la operación aérea.

El presidente electo escuchó las voces de todos los gobernadores de Colombia y la situación actual de sus territorios, donde las necesidades desbordan los recursos disponibles para su atención y las capacidades administrativas. Les hizo un llamado para ser el camino vinculante de la sociedad civil con los diálogos regionales que se llevarán a cabo en todo el país para la fórmula del futuro Plan Nacional de Desarrollo.

“Desde ya iniciaremos un proceso de priorización de proyectos en las regiones, para tomar decisiones acertadas de cara a lo que se requiere, analizando las variables de qué, en dónde y a quiénes beneficia”, sostuvo Petro Urrego.

También hizo énfasis en el papel que jugará el archipiélago de San Andrés en su gobierno, “queremos darle primacía política, potenciar sus fortalezas y aprovechar su ubicación estratégica en el Caribe ¡Es un cambio que debe darse ya!”.

En este espacio, los gobernadores también solicitaron apoyo para atender de forma prioritaria la ola invernal que azota a gran parte del territorio nacional y reiteraron su voluntad y profundo compromiso con la paz, la reactivación de relaciones con Venezuela y acuerdos con Nicaragua como temas claves para Colombia.

%d bloggers like this: